Seguimos haciendo economía desde la cocina del hogar, ya que pedir palitos o deditos de queso en un restaurante no es de lo más barato, de hecho, si vemos que los ingredientes son simplemente queso y pan molido, bueno en realidad estamos hablando de que nos cobran a un precio muy alto algo básico en la cocina. Hagamos para deleitarnos nosotros mismos o a nuestra familia, palitos o deditos de queso fritos.

Mucha precaución, hay algunas instrucciones que son claves al hacer esta receta, ya que se trata de un plato que preferentemente debe realizarse de un día para otro a fin de poder congelar los palitos de queso y tener un mejor resultado.

Esta receta es perfecta para disfrutarla con cerveza bien helada eso días de juegos deportivos junto con los amigos, o como aperitivo antes de presentar una cena, y como se puede preparar incluso días antes y reservar en la heladera, resulta una receta perfecta perfecta porque al prepararlos sólo necesitaremos de pasarlos por el aceite caliente y listo.

Ingredientes necesarios

  • Medio kilo de queso a elección (que se derrita)
  • Pan molido para empanizar
  • ½ taza de leche
  • 2 huevos
  • Harina
  • Pimienta
  • Aceite para freír

Instrucciones para su preparación

Cortamos el queso de nuestra elección en palitos, o podemos comprar tiritas de queso que ya vienen con forma de deditos o palitos. Mezclamos bien la leche con los huevos y reservamos.

Montamos a continuación un área de capeado, donde pondremos en un recipiente el huevo con leche, en otro la harina mezclada con un poco de pimienta, y finalmente el pan molido. La idea es que estos platos estén alineados unos a otros para crear una línea de producción que haga más fácil el capear los deditos.

Pasamos por huevo los palitos, los cubrimos con harina, los volvemos a pasar por huevo, y sellamos con pan molido. Posteriormente llevamos a la heladera por toda la noche, procurando que los palitos o dedos no se peguen entre sí.

Una vez congelados o bien helados los palitos, freímos en abundante aceite y a una temperatura tal que no precisen de mucho tiempo dentro del aceite, o de lo contrario absolverán mucha grasa y pueden romperse. Escurrir del aceite en una servilleta y servir.

También estos deditos se pueden preparar con diversos tipos de quesos como el chédar, el brie, o el queso gouda, y dependiendo del queso que elijas puedes realizar dips para bañarlos como uno de jalea de frambuesa para palitos de queso brie, o uno de chile chipotle para palitos de queso chédar.

No lo dudes, prepara deditos o palitos de queso fritos y deleita a los tuyo.