La ortiga se puede consumir en infusión, se puede tomar en comprimidos que contienen la planta seca e incluso se puede comer directamente. Por supuesto también funciona por vía tópica en compresas o en cataplasmas.

Con muchos los productos de uso diario en los que se puede ver que se ha añadido ortiga, por ejemplo el champú. En la medicina natural se utiliza en muchos remedios y en todas partes en las que crecen ortigas se conocen sus efectos beneficiosos para la salud.

Principales efectos benéficos de las ortigas

Te sorprenderán los usos medicinales que le puedes encontrar a las orgitas, algo que le permiten encuadrarse dentro de las plantas medicinales que podemos utilizar en algunos tratamientos naturales. A continuación repasamos los principales beneficios que este ingrediente aporta:

  • Son fantásticas para el aparato digestivo: La histamina que contienen los pelitos de sus hojas favorecen el funcionamiento del páncreas, el hígado, la vesícula y el estómago. En general, de todo el sistema digestivo. Si te han quitado la vesícula es fácil que tengas carencia de bilis y te cueste digerir ciertas comidas, tomarte una infusión de ortigas en ayudas hará que el resto de órganos funcionen mejor y tu día sea mucho más sencillo desde el punto de vista de las digestiones.
  • Si te intoxicas con moluscos, las ortigas pueden ayudarte: Las intoxicaciones con moluscos causan cólicos bastante dolorosos. Las ortigas contienen mucílagos que hacen que el intestino se mueva con más facilidad, por lo que contribuye a que se cause una diarrea y se limpie el organismo. Por este motivo, las ortigas son también aliadas en caso de estreñimiento, tomando unas cucharaditas de infusión antes de cada comida.
  • En cataplasma, refuerzan tu pelo. Se coloca la cataplasma de ortiga sobre el cuero cabelludo y se deja actuar durante media hora aproximadamente antes de lavar el pelo con normalidad. Notarás que cae menos, que está más fuerte y que además tiene más brillo. Tomar la ortiga en cápsulas también favorece la salud del pelo.
  • Ayudan a reducir el colesterol. Nuevamente, tomada en infusiones contribuye a eliminar grasa de la sangre. Lo mejor es una infusión en ayunas y otra por la tarde, pero también se pueden tomar justo encima de cada comida. Es importante señalar que esto no da carta blanca para tomar grasa, la dieta moderada es imprescindible para lograr bajar el colesterol.
  • Ayudan a combatir el reuma. Ahora que viene el frío y la humedad es normal tener brotes de reuma si se padece de esta dolorosa enfermedad. Las infusiones de ortigas y las compresas impregnadas en su infusión aplicadas sobre la parte dolorida son dos remedios caseros muy eficaces para paliar las molestias del reuma.
  • Son perfectas para una ensalada: No siempre hay que utilizar todo con fines medicinales, las ortigas están muy ricas y en ensalada quedan genial. Se pueden aliñar al gusto y disfrutar de un sabroso plato.