De vez en cuando se escuchan en las calles comentarios acerca del origen de la ensalada césar, esa elaboración que resulta tan deliciosa y atractiva. Ya te hablamos hace algunos meses sobre varias opciones para aderezar tus ensaladas y darles así más sabor, ideal para romper la monotonía de este plato aparentemente monótono. Entre estas opciones está siempre presente la de hacer una ensalada césar y usar su peculiar salsa. ¿Pero de dónde viene esta receta tan popular?

Seguramente muy pocos de quienes degusten un plato tan exquisito como este se preguntarán por su origen histórico, el nombre de su creador, o el lugar donde se sirvió por primera vez.

Aunque todos estos datos sean importantes para su historia, ellos no rondarán por la cabeza de los comensales a menos que ellos deseen experimentar una experiencia lo más completa posible.

La curiosidad no discrimina nada en lo absoluto, ni siquiera los alimentos. Siempre está ahí, dispuesta a saber más y más. Quizás tú seas uno de esos amantes de las curiosidades y anécdotas. Si es así, este artículo saciará tu interés acerca del origen histórico de la Ensalada César.

Muchos afirman que la Ensalada César tiene dicho nombre en honor al emperador romano Julio Cesar. Otros dicen que tiene origen en México de la mano de un cocinero italiano llamado Alex Cardini, propietario junto a su hermano del restaurante César’s Place.

Según esta teoría, Cardini habría viajado a un concurso gastronómico donde su ensalada fue premiada y posteriormente popularizada, sobre todo gracias a su aliño.

Sin embargo, existe una historia que parece ser más aceptada y coherente con el trasfondo real.

La creación de la ensalada se le atribuye comúnmente a César Cardini, un inmigrante italiano que trabajaba en varios restaurantes en México y Estados Unidos. Cardini vivía en San Diego, pero se desplazaba frecuentemente a Tijuana, Baja California, para evadir las restricciones de la Prohibición.

Su hija Rosa, fallecida en 2003, recuenta que su padre inventó la ensalada un cuatro de julio de 1924 a causa de una multitud de gente que consumía rápidamente los recursos de la cocina. Valiéndose de lo estrictamente necesario, Cardini habría elaborado el plato durante esos momentos apremiantes, aunque existe una versión que dice que fue el equipo de Cardini los que inventaron el plato y no él.

Julia Child, famosa cocinera estadounidense de principios de siglo, afirma haber comido una Ensalada César en el restaurante de Cardini cuando ella era una niña en la década de los veintes, lo que confiere una fundamentación de espacio y tiempo a esta última teoría.

Sin embargo, difícilmente podremos hallar una historia que asegure completa fiabilidad y confianza con respecto a ella. Sin embargo, lo más importante y conocido de la Ensalada César seguramente no es su historia, sino la ensalada en sí, su sabor.

Haya tenido su nombre en honor a un emperador romano o a un inmigrante italiano que trabaja en México, la Ensalada César es indiscutiblemente una pieza culinaria digna de conocer y de probar, y que seguramente seguirá sorprendiendo y encantando comensales a lo largo y ancho del globo. Al César lo que es del César.