Aquí te explicamos si son verdad o mentira alguno de os mitos que suelen circular sobre el aseo personal, informaciones que son útiles conocer para asegurarnos que nuestros hábitos relativos a estos cuidados no sean contraproducentes:

  • Exceso de jabón: El baño es uno de los requisitos indispensables para la buena salud, pero cuando lo hacemos más de una vez al día puede llegar a convertirse en un problema para nuestra piel. A pesar de que estemos expuestos a altas temperaturas, lo ideal es no resecar nuestra piel por el uso excesivo de jabón y humedad, mucho más si el jabón contiene componentes especiales que si se aplican más allá de los límites, pueden terminar dañando la piel.
  • Cepillarse después de comer: Aunque los odontólogos recomiendan cepillarse después de cada comida, se ha comprobado que esto no debe hacerse apenas terminemos de comer, porque en lugar de beneficiarnos, puede ir destruyendo el esmalte que protege cada diente. De modo que lo ideal es esperar al menos 30 minutos luego de comer y allí sí realizar el cepillado.
  • No usar sombreros: Tradicionalmente se consideraba que usar sombreros, gorros o demás prendas de vestir similares, podía producir la caída del cabello, de modo que no era recomendable utilizarlos. Sin embargo, cuando los especialistas se refieren a las causas de la calvicie, nunca mencionan que este aspecto tenga algún tipo de influencia, así que se trata de otro mito acerca de nuestro cuidado personal.
  • Usar exfoliantes para el rostro: Tal como sucede con el exceso de jabón, si utilizamos exfoliantes para el rostro de una forma indiscriminada, el efecto puede ser negativo, ya que la piel necesita producir su propia capa de grasa y esperar la aparición de células muertas, a fin de que la regeneración celular sea más eficaz. Lo ideal es regular las veces que usemos exfoliantes en nuestro rostro.
  • Solo champú anticaspas: Quienes optan por implementar un tratamiento anticaspas, creen que solo deben usar este tipo de champús por siempre. Se ha comprobado que las fórmulas anticaspas pueden resolver el problema pero a la vez tener un efecto negativo en el cuero cabelludo. Se recomienda emplear una fórmula neutra a fin de alternar ambos tipos de champús. Con estos consejos podrás mejorar tu aseo personal y dejar atrás algunas prácticas perjudiciales.