A continuación te desmentimos varios de los mitos que suelen circular sobre la práctica de deporte, esperamos que te resulten interesantes y te ayuden a cambiar el punto de vista que tenías sobre alguno de estos puntos:

  • Practicar deporte no es una actividad de lujo. Caminar y correr son excelentes actividades y el único precio que hay que pagar es el de un buen par de zapatillas. Por otra parte, en internet hay muy buenos tutoriales sobre entrenamiento físico y el único gasto es el pago de la conexión o la compra de un ordenador. Si estás pensando “no tengo tiempo” te recuerdo que con 30 minutos diarios de intensidad moderada estás haciendo una muy buena actividad física. Si en tu trabajo hay que subir pisos, te invito a que no uses el ascensor todas las veces y te manejes con la escalera.
  • Otra creencia es que la actividad física es para los jóvenes y que pasada esa etapa ya no es necesaria hacerla. Sin embargo está más que demostrado que la actividad física continuada en adultos mayores mejora notablemente la calidad de vida disminuyendo los efectos de la artrosis, osteoporosis, hipertensión y mejora la salud mental ya que da sensación de seguridad y bienestar producto de la liberación de endorfinas.
  • La actividad física es solamente para los países desarrollados, los que están en vías de desarrollo no pueden darse ese lujo. Un poco más del 60% de la población mundial no realiza ningún tipo de actividad lo que se traduce en un riesgo más para su salud. Las enfermedades no transmisibles, que son las que se pueden corregir con actividad física, son la causa de muerte y discapacidad más frecuente en el mundo. El 80% de estas muertes son en países en vías de desarrollo y bajos ingresos. Estas estadísticas demuestran que las enfermedades no transmisibles conjuntamente con la escasa actividad física constituyen el mayor problema en salud pública en la gran mayoría de los países del mundo.
  • Otro mito es pensar que consumir proteínas hace aumentar la masa muscular. Esto ha estimulado el mercado de los suplementos de proteínas y aminoácidos. La realidad es que el exceso de proteínas recarga el hígado y los riñones.
  • El consumo de azúcar aumenta el rendimiento físico. Lo cierto es que el consumo de cualquier alimento que contenga glucosa en los 30 o 40 minutos anteriores al ejercicio puede llevar a sufrir un cuadro de hipoglucemia reactiva que, contrariamente a lo que se cree, genera un agotamiento prematuro durante la actividad.
  • El consumo de suplementos es obligatorio para los que realizan actividad física. Los suplementos no son necesarios cuando se hace una dieta alimenticia equilibrada. En caso de querer incorporar algún tipo de suplemento debe ser consultado con un médico para que su ingesta sea responsable y controlada.
  • Sudar de forma abundante es lo que hace perder peso. En realidad lo que se pierde es el agua del cuerpo por eso se aconseja hidratarse mientras se realiza la actividad. No implica que se pierda grasa.

Todas estas creencias suelen ser peligrosas y recuerda que cuando tengas dudas los especialistas en el tema van a decirte la verdad.