Por ejemplo, en las habitaciones de los más pequeños, siempre habrá mesas de noche que guardan medicinas o cualquier instrumento que permita verificar la salud del niño, ante algún malestar que presente. En el caso de las personas adultas estas mesas permiten guardar objetos como linternas, por si hay un problema con la electricidad; también medicinas, por si la persona tiene algún malestar en altas hora de la noche, y por supuesto el despertador, para cumplir con las responsabilidades laborales.

Ahora bien, ¿Qué tipo de mesa de noche utilizar dentro de la habitación? Hay varios modelos de este popular mueble, te recomendamos que uses la que más vaya con tu estilo. La más habitual es la compuesta por dos o tres cajones a una altura similar a la de la cama, un modelo muy clásico y común. Si lo que buscas es hacer que tu habitación tenga un toque diferente, te recomendamos que optes por otros modelos de mesas, minimalistas y elegantes, como aquellas que no poseen ningún tipo de gavetas, donde pongas sólo lo necesario. Pueden ser redondas o cuadradas, y el diámetro puede variar dependiendo del tamaño de la habitación.

Por otra parte, puedes considerar utilizar una repisa (balda) al lado de la cama como mesa de noche y así economizar espacio con respecto al suelo; sin embargo, además te obliga a mantener el orden, porque no puedes acumular muchas cosas allí. La ventaja de esta repisa de noche es que puede estar situada no solo al lado de la cama sino también más arriba del espaldar, aprovechando el espacio; claro está, en términos de ergonomía puede haber desventajas, ya que los objetos que allí se coloquen no serán de fácil acceso, pero puedes ubicar aquellas cosas que no uses regularmente.  

Si eres amante de la literatura o el cine, un modelo que puede favorecerte es el de las mesas de noche con una estructura cuadrada, que son una combinación entre una balda y una mesa tradicional, se caracterizan por tener hueco el interior, lo que las hace ideales para guardar tus libros o películas favoritas.

Si eres muy creativo, puedes convertir algunos objetos en estos muebles tan útiles, tal es el caso, por ejemplo, de los baúles de madera, cajones que quedan de la compra de electrodomésticos, o incluso, las cajas donde vienen las botellas de licor. Todos estos objetos inusuales luego de toques artísticos se convierten en hermosas mesitas de noche, puede considerarse además como diseño de reciclaje e innovador.

Para unos, las mesas de noche son indispensables por su gran utilidad, pero otras personas deciden prescindir de ellas cuando las habitaciones son muy pequeñas. Queda a tu elección, sin embargo, te hemos dado varias opciones para que el espacio y el dinero, no sean un problema si quieres tener una mesa de noche en tu habitación.