Aperitivos

Cuando se celebra algo es habitual servir aperitivos antes de sentarse a la mesa. A menudo estos aperitivos tienen un alto valor calórico. Si además se acompañan con vino se están sumando un gran número de calorías, en algunas ocasiones las mismas que tomaríamos en una comida normal de cualquier día.

Por eso es importante acompañarlo con una bebida muy baja en calorías. En lugar del típico Cosmopolitan, ¿por qué no haces un cóctel con zumo de arándanos sin azúcar, un toque de zumo de lima natural, un chorrito muy ligero de vodka y un punto de Cointreau? El alcohol sería poco menos que testimonial para darle un punto, pero sin que añada demasiadas calorías.

Para picar coloca tus rollitos y pinchos sobre papelitos decorados para muffins, de este modo la mesa quedará preciosa, los invitados podrán coger su aperitivo sin mancharse y no tendrás que poner pan en la base. Puedes servir de este modo rollitos de salmón rellenos de queso light o rodajas de calabacín al horno con jamón cocido y queso light fundido encima. También son adecuadas las mini brochetas de frutas y verduras crudas.

Entrantes

Si quieres un primer plato rico y muy bajo en calorías entonces puedes decidirte por el marisco a la plancha. Por supuesto, sin mahonesa ni salsa rosa. Un marisco de calidad jamás se debe de servir con ese tipo de salsas y cualquier entendido puede decirlo. Prepara el marisco a la plancha con muy poco aceite, pero de sabor intenso, sal y limón y verás como todo el mundo se chupa los dedos.

Si optas por mariscos como las nécoras o los bueyes de mar todavía será más sencillo, ya que en este caso solo hay que cocerlos para que estén listos para tomar.

Plato fuerte

Para un menú bajo en calorías nada mejor que optar por un pescado de calidad como plato fuerte. Como además ya se habrán tomado aperitivos y un entrante, el pescado será mucho más agradable que la carne.

Un buen pescado al horno acompañado de verduras y una salsa ligera será la opción más acertada. Mucho cuidado con la salsa, debe de ser realmente ligera para que no estropee el conjunto. Si quieres darle un toque sofisticado extra puedes añadir un poco de caviar antes de servirlo.

El pescado es rico en Omega 3, por lo que incluso aquellas variedades más ricas en grasa son saludables y no engordan.

Postre

Existen una gran cantidad de postres deliciosos, muy ligeros y bajos en calorías. Una mousse de yogur, por ejemplo, es muy fina y deliciosa y se puede hacer con edulcorante para aliviar sus calorías.

Los helados de yogur con macedonia de frutas son también una opción ligera y muy sabrosa, especialmente en verano.