Y es interesante recordar la historia del m odelo, pues el Mazda Cx5 en el 2012, fue un punto de inflexión para la marca. Fue el primer SUV de tamaño medio de Mazda, que incursionó en el lenguaje del diseño “Kodo” (o alma en movimiento, que es como se puede traducir del japonés al castellano) y el que comenzó a utilizar las tecnologías Skyactiv para la fabricación de los chasis y motores.

El lenguaje del diseño Kodo que se ha aplicado para producir el Mazda Cx-5 de esta segunda generación tiene una mayor presencia, donde podremos apreciar muchos más detalles deportivos, con unos faros delanteros más afilados, luces en la parte trasera más modernas y un acabado final de la carrocería de líneas más suaves y aerodinámicas.

Los cambios más importantes que podremos apreciar en este vehículo se centran principalmente en el aspecto visual. Si lo contemplamos desde fuera, ante todo llama la atención la parte frontal, con unas formas y un diseño que recuerdan mucho tanto a su hermano menor, el modelo Mazda CX-3, como a su hermano mayor, el Mazda CX-9 (en este caso un SUV de gran tamaño que especialmente ha tenido éxito al comercializarse en Estados Unidos y Japón).

Y si pasamos a su aspecto interior, podemos decir que este nuevo Mazda CX-5 2017 también presenta grandes cambios. Por ejemplo, encontramos un nuevo diseño para el volante, en este caso con tres radios, acompañado de una vistosa pantalla a color de 4,6 pulgadas en el cuadro de instrumentación, además de la pantalla multimedia de 7 pulgadas en la parte superior del salpicadero. Así que este nuevo SUV estará a la altura de los fans de las nuevas tecnologías, pues el CX-5 ofrecerá un avanzado sistema de conectividad conocido como Mazda Connect, que puede ser utilizado por la mayor parte de smartphones, tanto Android como Apple.

Aspecto novedoso que podemos contemplar para el interior de este Mazda CX-5

Pasamos ahora a sus motores, vamos a ver qué nuevos propulsores permitirá equipar este Mazda CX-5. Por una parte encontramos la gama Diesel, para este tipo de combustible Mazda ha optado por un nuevo propulsor 2.2 SkyActiv-D de 2.2 litros, por otro lado, para la opción de gasolina, permitirá elegir entre dos motores diferentes: 2.0 SkyActiv-G y 2.5 SkyActiv-G, ambos de inyección directa. Dependiendo de la versión elegida, estarán disponibles la tracción delantera o total y dos tipos de cambio: uno manual de 6 velocidades y otro automático también con 6 velocidades.

Un aspecto que siempre interesa a quienes se plantean comprar un vehículo nuevo es el de la seguridad que ofrece a conductor y pasajeros, todos los sistemas que ayudan a viajar de un modo seguro. En cuanto a esto el Mazda CX-5 2017 también ofrece un equipamiento importante, ya que incorpora el nuevo sistema Mazda Radar Cruise Control (o control de crucero inteligente con seguimiento de radar y sensores) y además el dispositivo Traffic Sign recognition (permite que detecte a través de una cámara señales viales y límites de velocidad por cada una de las carreteras por las que se circula), algo que permitirá al vehículo advertir al conductor de las condiciones de cada trazado, aumentando así la seguridad para su conducción.