La primera opción para elegir la máquina de aire acondicionado podría ser alguna de las máquinas de una unidad, conocidas como máquinas de aire acondicionado portátiles, algo que se debe a la posibilidad de moverlo a cualquier lugar de nuestro hogar. Se puede usar sin recurrir a un servicio de instalación, sin embargo, no es la opción que más te recomendaríamos. Hay que tener en cuenta que para su funcionamiento hay que dejar alguna ventana abierta, pues necesita sacar un tubo hacia el exterior. Esto no suele ser muy cómodo, no ofrece el aislamiento térmico deseado y además nos impide dejarla encendida, por ejemplo, mientras dormimos, pues podría ser peligroso ante algún robo, al tener alguna ventana abierta. Estas máquinas, por otra parte, no resultan tan eficaces, su consumo es mayor y el resultado que se obtiene a la hora de regular la temperatura del espacio en el que la estamos usando no suele ser el deseado. Para concluir con esta opción, podríamos decir que es una opción de urgencia, para salir del paso, pero que en ningún caso resulta eficiente ni económica, ni siquiera su funcionamiento suele satisfacernos.

Así que si lo que buscas es una opción económica y con un consumo moderado, que a su vez te permita disfrutar de la temperatura deseada en cualquier época del año, te recomendamos la instalación de una máquina de aire acondicionado tipo Split. Esta cuenta con dos partes, una situada en el exterior y otra en el salón de la casa, por donde saldrá el aire frío o caliente. Este tipo de aire acondicionado ofrece un rendimiento óptimo, pues se pasan unos finos conductos que comunican ambas partes, sin dejar, por lo tanto, ninguna ventana o puerta abierta hacia el exterior. Además su consumo y su eficiencia es muy superior a las individuales, incluso el ruido que emiten.

Probablemente algo que muchos teman para decidirse por una máquina de aire acondicionado tipo Split, igual que sucedería en el caso de Multisplit o por conductos, es la dificultad para su instalación. Es necesario montar ambas partes de las máquinas de forma adecuada, además de abrir algún agujero para pasar los conductos que las comunicarán. Sin embargo, hay empresas especializadas que pueden encargarse de esto, es un paso que no te recomendamos que hagas tú mismo a no ser que tengas conocimientos y experiencia necesarios.

Otro aspecto importante, una vez decidido qué tipo de aire acondicionado instalar, es elegir la marca más conveniente y su capacidad y consumo. Cómo no, también será importante valorar el precio de esta máquina. Son muchos los factores a tener en cuenta para decidirse sobre cuál comprar. Así que nuestro consejo es déjate asesorar por expertos en aire acondicionado, huye de las sugerencias que muchas veces nos lanzan de forma bien intencionada amigos o familiares que poco suelen conocer de este sector. Recuerda que constantemente aparecen nuevos modelos y sistemas más eficaces, capaces de ofrecer unos resultados mejores con menor consumo o incluso menos emisiones dañinas para el medio ambiente. Esta será la clave de tener éxito en tu elección para la máquina de aire acondicionado. Para ello deberás facilitar datos, como la superficie y altura de tu salón, de modo que podrán indicarte qué máquinas son las adecuadas para la climatización de ese espacio. Estos expertos podrán facilitarte varios presupuestos, con varias opciones para que puedas elegir cuál es el adecuado para tu economía y necesidades. Disponer de varias opciones siempre será más positivo que partir de una única máquina, así que te animamos a contactar con ellos para que puedas recibir varios presupuestos para la compra de la máquina y su instalación.

Esperamos que estos consejos te ayuden con tu búsqueda de la máquina ideal, pero sobre todo, que encuentres la que más necesites, minimizando gastos para disfrutar de una temperatura ideal.