Pero incluso si no hay una normativa, hay que aplicar el sentido común y tener mucho cuidado con este tipo de conversaciones. Estos son algunos consejos habituales en estos casos:

  • Si te permiten tener tu propio teléfono contigo, las llamadas personales deben de ser recibidas en ese teléfono para dejar libre la línea de la empresa.
  • En ningún caso se atenderá el teléfono propio cuando hay clientes a los que se está atendiendo o cuando se está contestando el teléfono de la empresa. Es violento que el teléfono suene cuando se atiende a alguien, ya que esta persona por educación nos puede decir que contestemos la llamada.  Lo mejor para evitar esto es que el teléfono personal no se lleve encima y esté con el timbre bajo o, mejor todavía, sin volumen. De este modo, cuando tengamos un momento libre podremos comprobar si hay llamadas o mensajes y devolverlos si son importantes.
  • Es importante hacer entender a la familia y amigos que no se debe de llamar en horario laboral. Los recados se pueden dar perfectamente mediante un mensaje que la persona leerá cuándo pueda. Solo se debe de llamar si es algo urgente que necesite de una respuesta inmediata.
  • Por supuesto, las llamadas personales para “charlar” no se deben de dar en horas de trabajo. No importa si no se tiene nada que hacer en ese momento, dan mala impresión a quién llegue a la oficina y además la charla puede molestar a otros compañeros que estén tratando de concentrarse en el trabajo.
  • Cuando se mantiene una llamada de carácter personal se debe de hablar en tono bajo, evitando cualquier discusión u otras manifestaciones de alegría como risas o admiraciones. Debe de ser muy breve y deben de realizarse de manera excepcional.

Llamadas al teléfono de la empresa

En muchos casos, los empleados reciben las llamadas de carácter personal en el teléfono de la empresa o realizan sus llamadas desde el mismo con la excusa de que hay contratada una tarifa plana.

El teléfono de la empresa no nos pertenece, la línea no es nuestra sino que está pagada por la empresa para un fin concreto. Está admitido realizar llamadas muy breves del tipo: “Tengo que quedarme un poco más en la oficina y llegaré tarde”. Pero en ningún caso se debe de prolongar esta conversación.

Se debe de ser especialmente cuidadoso con este tema si el teléfono es utilizado por varios trabajadores, ya que podrían estar esperando una llamada importante y nosotros tener ocupada la línea.

Evita cualquier llamada de carácter personal cuando llegues nuevo a un trabajo. Observa si tus compañeros realizan estas comunicaciones breves y solo entonces hazlas tú. Nunca mantengas conversaciones personales largas aunque veas que otros lo hacen ya que esto siempre sería inapropiado e incluso sancionable por la empresa.