Más allá de esta disputa lo que es innegable es que el bebé necesita de la leche materna durante los primeros meses de su crecimiento para garantizarse una vida plena y saludable, ya que los nutrientes y vitaminas que aporte este alimento son irremplazable por cualquier producto comercial.

Muchas veces se prefiere una lactancia mixta,  sea cual sea la razón, puedes darle pecho y biberón a tu bebé al mismo tiempo, pero deberás recurrir a algunos trucos para que las cosas fluyan y funcionen como necesitas, y  hacerlo más fácil para los dos.

Lo normal, al momento de alimentar a tu bebe, es que escojas si deseas el pecho o el biberón, dos formas totalmente diferentes; una es la lactancia materna, la otra, leche artificial con los biberones.

¿Te has preguntado alguna vez, por qué las madres deciden dar pecho? De hecho lo hacen porque se sienten más cómodas alimentando a sus pequeños ellas mismas, y para ello en su alimentación no cabe la lactancia con biberón. Por esto están dispuestas a hacer el sacrificio de pasar muchas horas a lo largo del día sentadas con sus hijos alimentándose de su leche, algunas incluso compran el famoso cojín de lactancia para hacer esto algo más cómodo.

¿Por qué muchas de ellas empiezan con una lactancia mixta para el bebé? Pues muchas parejas, prefieren poder alimentar a su pequeño de ambas maneras, pero no es común usar ambas.

Por ello, muchas madres pueden empezar con una lactancia materna normal, pero suelen tener problemas a lo largo del tiempo para amamantar y optan por darle a su pequeño la leche artificial.

Lo ideal sería que este método de alimentar al bebé se mantenga por el tiempo adecuado, según sean las necesidades de nosotras o las del pequeño.

Algunos de los beneficios que encontrarás en la lactancia mixta, son:

  • Si te decides por el biberón, algún familiar podrá alimentar a tu bebé.
  • Permitirle al padre involucrarse desde un principio de una forma más activa en la alimentación de su bebé.
  • También, nos ayudará a garantizar que nuestro pequeño gane el peso ideal, ya que será mucho más fácil ir controlando la cantidad que toma.
  • Permite  a las madres ir planificando la lactancia del bebé, al momento de volver al trabajo o cuando sales de baja por maternidad.
  • Facilita de esta manera la lactancia cuando sales de casa.

Los mejores consejos que te podemos ofrecer, para una lactancia mixta son:

  1. Debes tener en cuenta que introducir la fórmula infantil de manera gradual, es sumamente importante, para que nuestro chiquito vaya adaptando su organismo al cambio de alimentación, evitando molestias de gases o cólicos.
  2. De esta manera, también iremos reduciendo el riesgo de mastitis de la mama, dándole tiempo a nuestro cuerpo para ir reduciendo la leche materna.
  3. Si prefieres el biberón, el momento más recomendable para dárselo es cuando esté tranquilo y contento.
  4. Puedes planificar la toma de manera aleatoria, la primera de pecho y la segunda de biberón. O también muchas madres prefieren comenzar dándole el pecho y finalizar con el biberón.
  5. Cuando nosotras como madres nos reincorporamos al trabajo, lo más conveniente y recomendable que deberías hacer es ir iniciando la adaptación al biberón del pequeño unas cuantas semanas antes.

Finalmente escogerás el modo de alimentar a tu bebé, ya sea la lactancia mixta o la materna, espero que estos consejos te sirvan para decidir, solo ten en cuenta que cuando utilizas la mixta otra persona podrá ayudarte en la alimentación de tu hijo.