Al igual que para nosotros, el desarrollo del concepto es de gran importancia para Kia, que ya es reconocido como un importante fabricante de vehículos a nivel internacional. No obstante, es de conocimiento popular que cualquier marca que desea ser realmente considerada de la élite, debe poseer entre su listado al menos un sedán deportivo de envergadura. De hecho, el Kia GT presumirá de una tracción trasera y tendrá la serie 3 de BMW en su punto de mira. Esto no termina aquí, ya que la marca surcoreana también pretende enviar el mensaje a los demás fabricantes, de que Kia está dispuesto a salir de su zona conocida, en cuanto a modelos de vehículos, y su zona de seguridad, como marca, con el objetivo de construir algunos diseños de automóviles que atraigan a los usuarios más entusiastas.

Posible interior del Kia GT

En el apartado estético, se puede decir que han quedado modificadas las puertas traseras de apertura hacia atrás que ostentaba previamente el concepto, las cuales han sido sustituidas por unidades convencionales. Además, es indudable que faros LED de menor tamaño e igualmente, menor ingesta, han reemplazado las unidades relativamente exageradas del prototipo.

Como cualquier sedán deportivo de lujo, el Kia GT también proporcionará un espacio adecuado que permitirá facilitar el itinerario de las numerosas acciones cotidianas y el resguardo de un mayor volumen de equipamiento, lo que a su vez, puede incrementar el margen de beneficios. El sistema de propulsión dispondrá de variantes entre cuatro y seis cilindros. En el primer caso, con el modelo más deportivo se podrá conseguir un motor V6, sobrealimentado por turbo, de 3.3 litros, y por lo menos una potencia de 340 CV. En el caso de la otra variante de la compañía, podrá incorporar un motor de 2.0 litros, sobrealimentado por turbo, de cuatro cilindros y una posible mejora a futuro en la salida.

Aunque no se ha mencionado de forma previa, puede ser que llegados a este punto sea obvio, pero la fecha de entrada, del Kia GT, al mercado está planificada para finales del año siguiente, 2017, o principios de su año insignia, 2018. En tanto al apartado financiero, cabe destacar que este fabricante coreano, también tiene entre sus planes ofrecer un precio llamativo que pretenda cautivar la atención de los fanáticos del volante y por eso se espera que su precio inicial sea aproximadamente de unos 28.000 euros.