Su estética es su punto fuerte, pues es algo clave para cualquier modelo deportivo que quiera destacar en un sector tan competido. El vehículo devela una carrocería dinámica, con un toque deportivo en todo el contorno. De esta manera la calandra es grande, dejando a cada lado la forma original de los faros, los cuales se inspiran en los párpados humanos y utilizan tecnología LED de guiado, mucho más eficaz que la convecional. Si pasamos a fijarnos en su perfil, en el hueco que existe entre las ruedas y la puerta, se pueden ver unas aberturas innovadoras cuya misión es extraer el aire del motor.

Justo en la zona que se ha comentado tienen gran relevancia las llantas por el aspecto más personalizado que ayudan a aportar a este Infiniti Q60, permitiendo elegir entre unas llantas de 19 o de 20 pulgadas.

Hay que valorar la complejidad de un diseño como el que ofrece este modelo, pues ha sido una labor para la que han sido necesarias innumerables horas de trabajo. Para empezar, cuenta con una optimización de la aerodinámica de lo mejor del segmento con un Cd de solo 0,28. Y el habitáculo cuenta con un aislamiento que sirve para vibraciones y para ruido. Por ello podemos decir que su optimización ha sido la ideal para un coche de sus pretenciones.

Aspecto del espacio interior del Q60

Pasamos ahora a destacar los elementos importantes de su interior y el aspecto que este presenta. Es en este espacio donde encontrará un accesorio exclusivo y que está relacionado con lo que se acaba de mencionar del aislamiento. Se trata de un sistema de sonido Bose Active Noise Cancellation que, con sus 13 altavoces, es capaz de emitir frecuencias para contrarrestar los ruidos del exterior. Además permite equipar un complejo sistema multimedia, conocido como In Tuition, del cual se puede destacar la velocidad de procesamiento y el sencillo acceso a una multitud de funciones.

En lo que al resto de la cabina respecta sigue las líneas de su hermano Q50, aunque este nos ofrezca algún detalle extra de deportividad.

Presenta un sistema de suspensión electrónico denominado Dynamic Digital Suspension que ajusta su comportamiento de acuerdo a la situación en la que nos encontremos. Los amortiguadores que componen esta suspensión han sido construidos exclusivamente para este modelo.

La dirección adaptativa de Infiniti, un sistema que comprende hasta seis modos de conducción. Las opciones disponibles son Standard, Snow, Eco, Sport, Sport+ y Customize y con ellas el conductor se adaptará a la conducción más favorable para cada momento.

La gama de motores está compuesta por dos de gasolina: uno de cuatro cilindros, 2.0 litros de cilindrada y 211 CV y otro de seis cilindros, 3.0 litros de cilindrada y 405 CV.  Ambos están sobre alimentados mediante turbocompresor (uno para el de menor potencia y dos para el de mayor) y van asociados a una caja de cambios automática de siete velocidades.