Aquí te damos varias ideas de los lugares de la casa donde podrías hacer deporte, modos muy sencillos de practicar varios ejercicios para mantenerte en forma sin necesidad de pagar y acudir a un gimnasio:

  • En las escaleras: si cuentas con escaleras en casa, no es necesario ir a un gimnasio para utilizar una máquina especial, basta con proponerse subir al día y bajar las escaleras un determinado número de veces. Podemos empezar por subirlas y bajarlas cinco veces al día, y conforme se nos vaya haciendo menos cansado, sumar más bajadas y subidas para tonificar muslos, glúteos y piernas en general. Y si no contamos con escaleras sino con un escalón solamente, bueno ese también sirve ¡así que a ejercitarse!
  • En sillas y sillones: para trabajar brazos y pecho solamente nos hace falta el contar con una silla o un sillón. Podemos realizar ejercicios sencillos donde levantemos nuestro propio peso al sostenernos en la orilla de la silla y bajar y subir o simplemente al sumir y relajar el abdomen estamos realizando unas abdominales sencillas en un sillón. Y lo mejor de todo es que podemos realizar estos ejercicios viendo televisión o frente a la PC.
  • Piso: abdominales y ejercicios diversos de piso los podemos llevar a cabo en cualquier lugar del hogar si contamos con una alfombra o con una toalla, no necesariamente necesitamos de un tapete profesional de yoga o pilates. Abdominales sencillas, el ejercicio “el cien” de pilates o posiciones de yoga básicas como la del perro boca abajo nos ayudan mucho con la postura, el vientre y en los dolores de espalda, y lo mejor es que las podemos hacer desde casa en piso.
  • Viendo videos: y bueno, si en definitiva lo que te motiva es ir al gimnasio pero la economía no anda muy bien, anímate a seguir una rutina de ejercicio desde la web. En el popular YouTube hay miles de rutinas que van desde los cuatro minutos como las de Tabata hasta rutinas de ballet clásico como las de Ballet beauty.

Como puedes ver, ejercitarse desde casa es lo más sencillo que podemos hacer, lo demás son excusas. Empieza hoy a ejercitarte, tu cuerpo y tu salud lo agradecerán.