Estas son las seis mejores hierbas medicinales que puedes utilizar para el cuidado del hígado, perfectas para ayudarte en la recuperación tras una enfermedad hepática. Se trata de ingredientes naturales para limpiar el hígado, algunos de ellos ya los conocemos, pero quizá no sabes cómo usarlos, vamos a detallarte qué plantas utilizar y cómo puedes aprovechar sus funciones depurativas:

  • Alcachofa: Aunque suele tener un sabor amargo, la alcachofa suele ser un gran ayudante en los procesos hepáticos, ayudando a que los tejidos se recuperen y asimismo haciendo que la depuración y la digestión se desarrollen de la mejor manera. La alcachofa combate múltiples afecciones, entre las cuales podemos mencionar: la insuficiencia renal, la hepatitis y la acumulación de colesterol en el organismo. Sus propiedades hacen que la producción de bilis se encuentre controlada, puedes incluirla en tu dieta mediante ensaladas, batidos o también por medio de decocciones.
  • Cúrcuma: Es una especie que muy pocos conocen, pero que contiene grandiosos beneficios, ya que ayuda a eliminar esas toxinas que se encuentran atrapadas en la sangre y por supuesto en el hígado. La salud hepática mejora considerablemente mediante el consumo de cúrcuma, ya que esta contiene un ingrediente activo llamado curcumina que juega el papel de antioxidante en el cuerpo. Se ha comprobado que la cúrcuma incrementa la depuración del hígado, además de evitar el crecimiento y la aparición de células anormales, puedes consumirla en ensaladas, batidos, sopas o en un montón de recetas más.
  • Celidonia mayor: Es una planta con grandes beneficios, además es usada como complemento en la limpieza del hígado, así como la vesícula biliar, ayuda a eliminar toxinas y moléculas dañinas del organismo. Esta planta mejora la salud en general, pero sus beneficios sobre el hígado son los más resaltantes, ya que mejora la circulación de la sangre. Puede consumirse como un té, a modo de infusión, no se debe de consumir más de tres cucharadas de la misma al día. El consumo de esta hierba debe hacerse en combinación con alimentos saludables que se incluyan en una dieta sana, de esta manera los resultados serás más efectivos.
  • Hoja de menta: La menta se utiliza como remedio para diferentes padecimientos, o incluso hasta como refrescante aromática o té, su función es la de promover el flujo correcto de bilis en el hígado, el cual hace su recorrido hasta la vesícula. La hoja de menta por otro lado mejora la absorción de nutrientes del cuerpo, de ahí que sea un buen remedio para cuidar el estómago.
  • Raíz de diente de león: Aunque puede ser considerada como una hierba mala por muchos, la raíz del diente de león suele ser un sorprendente complemento en la estimulación de aquellos procesos que desintoxican el cuerpo, y que se realizan a través del hígado. Posee gran cantidad de vitaminas y puede consumirse a modo de té, unas dos veces por día, de esta manera mejorará los procesos linfáticos.

Recuerda que también puedes seguir una dieta depurativa para limpiar el hígado que ayudará a mejorar su estado. Es importante tomar las medidas necesarias para que este órgano recupere su estado adecuado, pues su mal funcionamiento puede afectar a muchos otros órganos del cuerpo.