Ventajas de hacer las cosas por ti mismo

Ahorrar dinero es una de las ventajas de fabricar o hacer las cosas por cuenta propia. Si dispones de tiempo libre, hacer las cosas por ti mismo te mantendrá ocupado. Muchos han descubierto habilidades y destrezas, que no sabían que tenían y algunos han iniciado un pequeño negocio, al realizar ciertos trabajos por lo que generalmente se contrataba a alguien.

Al pasar un año verás los resultados del dinero ahorrado. Recuerda, que gastar menos no es ser tacaño. Más bien el ahorro y la inteligencia van de la mano. Utiliza el dinero que ahorraste en experiencias de vida, como viajar. Te hará mejor que comprar cosas materiales.

8 cosas puedes hacer por ti mismo

Aquí encontrarás algunas ideas prácticas, que puedes poner en marcha cuando quieras:

  1. Cocina en casa: Si acostumbras comer en restaurantes o comprar comida para llevar, no es tarde para aprender el arte de la cocina. Comienza con platos sencillos y recetas de la abuela. Incluso existe una gran diferencia de ahorro si elaboras tus propios postres, en lugar de comprarlos en una tienda. Existen postres fáciles de preparar en casa que podrás elaborar en muy pocos minutos. Así, consumirás alimentos frescos y más saludables, pero también más económicos.
  2. Organiza tu vacaciones: Existen empresas que hacen todo por ti. Solo pagas un paquete turístico y listo. Pero con un poco de dedicación, puedes organizar tú mismo las vacaciones. Por eso, compra tu billete para un vuelo barato, reserva tu hotel, y planifica tus salidas y excursiones. El dinero extra lo disfrutas en el viaje, quedándote más tiempo o divirtiéndote más.
  3. Aprende bricolaje: Los muebles originales y el estilo vintage están muy de moda. Con conocimientos básicos, puedes hacer tus propios muebles y realizar reparaciones en casa. Anímate a pintar de tu color favorito esa pequeña habitación. Ilumínala de acuerdo a tu gusto. Elabora los cojines decorativos para los muebles.
  4. Aplícate a las manualidades: No permitas que las ocasiones especiales como bodas, aniversarios y cumpleaños, queden opacadas por simplemente comprar un regalo en una gran tienda. Regalar es transmitir un sentimiento. Con creatividad e imaginación puedes elaborar tarjetas originales, cajas de regalos, bordados y otros adornos.
  5. Fabrica tus productos de limpieza e higiene: Existe una lista de productos que puedes fabricar en casa comprando los ingredientes principales. Entre ellos se encuentran el jabón de tocador, detergente para lavar la ropa, productos de limpieza y mascarillas caseras para la piel, por ejemplo una eficaz mascarilla de té matcha que puedes aplicar para cuidar tu cutis. Además de ahorrar también cuidas el ambiente.
  6. Sé tu propio peluquero: Si eres hombre puedes adquirir una máquina de cortar pelo. En el caso de las mujeres, los tintes para el cabello tienen un manual de instrucciones, para teñirte el color sin tener que ir a la peluquería.
  7. Limpia tu casa: Los quehaceres del hogar no terminan y son muy repetitivos. Pero si todos colaboran, pueden prescindir de los gastos del servicio de limpieza y ahorrar dinero. Limpia tu casa una vez a la semana. Atiendan el jardín entre todos, laven y planchen la ropa y limpien juntos la piscina.
  8. Repara tus prendas de vestir: No es que debas dejar de comprar ropa nueva. Pero puedes hacer arreglos a tu ropa antigua en vez de tirarla. Convierte un pantalón viejo en un short de playa, o una camisa a cuadros en una blusa corta para el verano. Arreglar la ropa no es complicado y te permite extender el uso de tu ropa antigua.

Pon manos a la obra y deja la comodidad de pagar por todo. Aunque no estés acostumbrado al trabajo manual, si perseveras en el intento, te sentirás satisfecho y con sentido de logro. ¡Anímate, hazlo tú mismo y ahorra!