Ingredientes

  • 450 ml de leche tibia
  • 10 gramos o medio sobre de levadura
  • 750 gramos de harina
  • 120 gramos de azúcar
  • Ralladura de una naranja
  • 150 gramos de mantequilla derretida y un poco más para engrasar el molde
  • 150 gramos de azúcar morena o rubia
  • 1 cucharada de canela
  • 1 molde para rosca alto y grande

Instrucciones

Precalentamos el horno a 180º centígrados.

En la leche tibia (que no esté muy caliente) disolvemos la levadura agregando una cucharadita de azúcar y esperamos a que esto haga reacción y se eleve. Amasamos una masa regular con la harina, el resto de la azúcar, la levadura leudada y la ralladura de naranja. Amasamos a mano por 15 o 20 minutos o si usamos una batidora por apenas 10 minutos. Una máquina de pan o panificadora también nos es útil pero con ella amasaremos siguiendo las instrucciones de uso.

Dejamos leudar la masa a temperatura ambiente si estamos en un clima cálido por aproximadamente 40 minutos (dependiendo del clima) en un lugar cálido. O dentro del horno a la mínima temperatura y con la puerta abierta si estamos en un sitio helado.

Una vez leudada la masa la ponchamos sacando el aire de la primera leudada y hacemos bolitas de masa de aproximadamente 4 o 5 centímetros de diámetro. Combina azúcar y canela en un plato chico y hondo, así como la mantequilla en otro plato hondo. Pasa cada bolita de masa por mantequilla y posteriormente por la mezcla de canela y azúcar.

Acomoda de forma desprolija cada bolita en el molde de rosca previamente cubierto con la mantequilla extra y deja leudar el monkey bread por media hora antes de llevarlo al horno por 40 o 45 minutos.

Desmolda y sirve, este pan tal cual o cubre con una salsa de caramelo, es delicioso y te encantará.