Entre los platos típicos que se pueden disfrutar en esta ciudad de Marruecas, se encuentran las siguientes opciones que, cómo no, te recomendamos que puedas probar durante tu viaje a este destino:

  • Mechouia: que es una ensalada clásica con tomates, pimientos, ajo y condimentada con aceite de oliva y jugo de limón.

Ensalada Mechouia

  • Couscous: se mezcla el famoso grano couscous con un condimento a base de carnes, es una comida exportada que se elabora de diferentes formas y con ingredientes variados.

Couscous con carne

  • Mestalla: es una ensalada de olivas, hinojos, pepinos, zanahoria rallada todo condimentado con flor de naranjo.
  • Pastilla: es uno de los platos tradicionales. Es un pastel hecho con masa de hojaldre y carne de ave, huevo duro, almendras, perejil, azúcar, miel y canela.

Pastilla es un pastel elaborado con hojaldre y carne

  • Tajine: es el plato popular en Casablanca y Marruecos por excelencia. Recibe su nombre del cuenco de barro donde se prepara y es una especie de guiso a base de pescado, pollo o carne con legumbres condimentado de forma delicada y muy aromática. Todos los comensales comen del mismo cuenco.

Cuenco de Tajine

  • Briuat: es una especie de guiso de carne envuelto en masa philo.
  • Mechoui: es un plato que suele servirse en los banquetes y es el cordero asado a las brasas. Clásico de la comida de Magreb adoptado por marroquíes y argelinos. Suele asarse en horno de tierra lentamente y se lo acompaña con couscous, almendras y ciruelas. La carne se cocina tanto que se puede desprender con los dedos.

Mechoui, un plato con el cordero a la brasa como ingrediente principal

  • Brochetas: se hacen asadas a las brasas y son un riquísimo bocadillo que se puede disfrutar mientras paseas por la ciudad.
  • Keftas: son albóndigas de carne picada o sardinas y se adquieren en cualquier tienda de comidas rápidas.
  • Harira: es una sopa típica que se sirve después del ayuno de Ramadán. Está hecha a base de lentejas y garbanzos y a veces carne. También se la prepara con berenjenas, limón, salsa de tomate, cilantro como base de su preparación. Las carnes se acompañan con esta preparación o se la disfruta sola como entrada.

Sopa Harira

  • Bechkito: es una masa hecha a base de manteca.
  • Shebbakia: son cintas de masa de harina de trigo que se fritan en miel y semillas de sésamo tostadas.

Shebbakia es una masa elaborada con miel

  • Mhanncha: son trozos de masa con canela espolvoreada.
  • Ktéfa: son trozos de masa de hojaldre con almendras bañadas en leche.

En cuanto a las bebidas el té de menta se puede beber en todo momento y es exquisito. La cerveza en Casablanca es un poco más fuerte que la típica en Marruecos que se llama Flag Special. El vino que se consigue es el llamado gris y es de la región cercana a Boulaouane, es liviano y muy valorado en Casablanca. En otras zonas se cultivan otras cepas que dan por resultado un delicioso cabernet tanto tintos como rosados y blancos muy buenos. Hay un preparado de alcohol de higos llamado Mahia con un contenido alcohólico de 40º. Se sirve como digestivo después de las comidas y es base para muchos cocteles.

Casablanca es una ciudad multicultural donde disfrutarás todo tipo de comidas pero no dejes de probar la comida típica de Marruecos y la que esta ciudad en concreto te ofrece también.