¿Cómo funcionan los servicios de funeral para mascotas?

Existen funerarias especializadas para mascotas, donde tienes la opción de incinerar o enterrar a tu amigo fiel. Entre los servicios que ofrecen estas funerarias están:

  • Cremación individual sin cenizas: Incineran a la mascota de forma individual pero no tendrás las cenizas.
  • Cremación individual con cenizas: Es el mismo procedimiento, pero podrás llevarte las cenizas de la mascota, aunque el servicio es más costoso.
  • Cremación conjunta: Es más económico, puesto que la mascota es incinerada con otros animales. Por supuesto, no podrás tener las cenizas.
  • Entierro: El servicio se hace en un cementerio con un ataúd. Por un lapso de 5 años le darán un espacio a tu mascota, con una lápida de mármol.

Sugerencias para el funeral de tu mascota

Aquí tienes algunas sugerencias que esperamos que te ayuden a preparar todo lo necesario para darle a tu mascota un funeral digno y evitar cualquier complicación:

  • Enterrar a tu mascota en casa: Muchos consideran los servicios funerarios un método muy comercial para despedirse de su mascota y optan por preparar un funeral para mascotas en casa. Si es tu caso, considera los siguientes puntos.
  • Cuidado con los cables de servicio público: Asegúrate de consultar con las autoridades, sobre el paso de cables de servicios públicos que pasen por tu propiedad. De esta manera, evitas riesgos al cavar y los problemas que esto pudiera acarrearte.
  • Escoge el mejor lugar: Elige un lugar seco y elevado y lo mas separado posible de fuentes de agua como ríos o estanques. Esto evitará que al descomponerse el animal los restos puedan filtrarse en el agua.
  • Cubre a tu mascota: Una bolsa de plástico o una caja de madera o metal son buenos materiales para colocar a tu mascota antes de enterrarla. Si prefieres que tu mascota se descomponga en la tierra, entonces no debes cubrirla con nada. Sin embargo, esta opción es recomendada sólo si el animal muere de causas naturales. Si el animalito ha sido sacrificado, entonces no debes dejar que se descomponga en la tierra.
  • Cava un agujero: Si la mascota es grande debes cavar un hoyo de al menos un metro de profundidad. Si es pequeño, un agujero de 60 centímetros será suficiente. Asegúrate que la capa de tierra sobre tu mascota sea de unos 45 centímetros. Y lo ideal sería poner un montículo sobre ella.
  • Coloca algunas piedras: Las piedras sobre el lugar donde descansa la mascota cumplen un doble propósito. Primero, sirven para identificar el lugar donde enterraste a tu amigo fiel y que ésta no se pierda por algún tiempo. Además, también evitas que otros animales caven sobre ella y desentierren a tu mascota.
  • Prepara un funeral para mascotas: Esta opción es recomendable cuando hay niños en casa. Los ayuda a despedirse de la mascota de la familia y pueden involucrarse de forma activa en la ceremonia. Los niños pueden leer un poema o escribir una pequeña despedida y leerla sobre el lugar donde se enterró a la mascota.
  • Investiga otras opciones: Si no te es posible enterrar a tu mascota dentro de tu propiedad, infórmate sobre si puedes depositarla bien envuelta en un contenedor de basura local. El servicio de control animal también es una alternativa para retirar el cuerpo del animal. Aunque, es una opción más triste; aún podrías hacer un lugar simbólico, donde recordar al amigo peludo que te acompaño por cierto tiempo.

Finalmente, antes de deshacerte del cuerpo y preparar un funeral para mascotas, es recomendable que si tienes otras mascotas en casa, deja que olfateen y vean el cuerpo. De esta manera, podrán ver que su compañero murió y ya no pasarán tiempo buscándolo sin éxito, después que lo entierres o incineres.