Estas son las frutas más adecuadas por sus nutrientes ideales para cuidar los dientes y por la acción que pueden desempeñar cuando los masticas:

  • Manzana: dice el dicho que una manzana al día mantiene al doctor alejado, aunque en inglés suena mejor: an apple a day keeps the doctor away. Y ciertamente es una fruta muy noble, ya que si la preferimos en Golden, roja o verde, las manzanas ayudan a reducir la placa dental que se forma regularmente sobre los dientes y que al final debería ser removida por el dentista.
  • Arándanos: la caries se forma porque las bacterias llegan a los dientes y los van pudriendo, y aunque son varios los factores que pueden desencadenarlas como la genética, el consumo de azúcar, así como la higiene, el prevenirlas cualquiera que sea su raíz es lo más apropiado. Los arándanos tienen propiedades antibacterianas que mantienen alejadas de nuestra boca a las bacterias que causan la caries, pero eso sí, en su versión frescas, evitémoslos en jugo o secos porque contienen mucha azúcar.
  • Plátano, naranja o piña: destacamos estos frutos por su alto contenido en ácido fólico y vitamina C. Las frutas mencionadas así como el kiwi, los frutos rojos y los cítricos en general son altos en ácido fólicos y vitamina C, ambas son un combo de salud para los dientes porque por un lado el ácido fólico los vuelve piezas fuertes pues gracias a él se puede asimilar mejor el calcio, y además la vitamina C ayuda a mantener los tejidos y la piel en perfecto estado, siendo además un regenerativo natural.

Esta idea anterior que comentamos sobre la vitamina C la mencionamos porque no solo en la salud dental tomaremos en cuenta los dientes, sino también las encías que pueden infectarse y debilitar la fuerza de un diente y su posicionamiento, por lo que ambas, tanto las piezas dentales como las encías son fundamentales en la salud de esta zona.

Además del consumo de estas frutas, no olvidemos el correcto cepillado, el uso de enjuagues y de hilo dental, pues esto forma parte de una rutina de salud para los dientes que no puede faltar tres veces al día.