Ya analizamos hace un tiempo las sugerencias que podían ayudarte a organizar una sesión de fotos post-boda, cuando ya ha pasado la celebración del enlace. A continuación llega el turno de las fotos pre-boda, para ello os daremos algunas recomendaciones e ideas para lograr una estupenda sesión de fotografías antes de la boda.

  • Escoger el mismo fotógrafo de la boda: La selección del fotógrafo para uno de los días más importantes de nuestras vidas es fundamental. Lo más recomendable es elegir a un profesional ya conocido o cuyo trabajo pueda mostrarnos. Lo importante es que el fotógrafo elegido sea el encargado de todas las sesiones que se deseen hacer para así lograr el mismo resultado que se espera. Esta primera experiencia con el fotógrafo le permitirá a la pareja ver cómo trabaja este profesional y así indicarle sus gustos y expectativas, facilitando las aclaraciones necesarias para obtener el resultado deseado el día de la boda.
  • Proyectar lo que los une: Una sesión de fotos pre-boda es una excelente oportunidad para mostrarse ante la cámara con la mayor naturalidad posible. En esas fotografías se busca reflejar la personalidad de cada uno y las cosas que los unen día a día. Algunas parejas buscan locaciones donde hayan vivido momentos especiales de la relación, o incluso van al lugar donde se conocieron o vieron por primera vez. Otras parejas aprovechan esta sesión de fotos para posar con sus mascotas o mostrar el anillo de compromiso. Lo importante es que el lente registre la esencia cotidiana del amor que los une.
  • Que las fotos sean las invitaciones: Algunas parejas apuestan por ideas más originales y aprovechan su sesión de fotos pre-boda para hacer sus invitaciones al matrimonio. La creatividad del fotógrafo es una ayuda fundamental para lograr el objetivo, desde una única fotografía que acompañe la invitación, hasta una breve historia hecha con imágenes que por sí sola anuncie el enlace. Todo está en compaginar la creatividad con lo que se quiera mostrar.
  • ¿Qué ropa deberías elegir? Los fotógrafos recomiendan tener dos atuendos para la sesión de fotos pre-boda, quizá uno más casual y otro más deportivo. La elección dependerá de cada pareja y de lo que ambos quieran expresar, pero lo que sí se debe evitar es usar ropa demasiado formal o de colores similares a los del traje de boda. Una idea original es vestir las camisetas de los equipos deportivos favoritos de cada uno. Otra buena idea es mandar a estampar franelas con los nombres de cada uno o con la fecha de la boda. Algunas parejas se ponen más creativas y deciden que uno de sus atuendos sea disfrazarse de alguna pareja famosa del cine o la televisión que los identifique. Lo importante es ponerse creativos y dejar fluir la espontaneidad que los hizo enamorarse.