Al ser un deporte extremo, el deportista corre más riesgos. Para empezar, hay que tener en cuenta cuál es el equipamiento necesario para practicar escalada y cómo utilizarlo correctamente.

El equipamiento básico consta de 11 accesorios:

  1. Arnés de escalada: Este consiste en un cinturón que va ajustado a la cadera y dos perneras que se ajustan a cada pierna. Con el arnés se puede sujetar con seguridad la cuerda. Debes elegir el arnés adecuado para el tipo de escalada que vayas a practicar.
  2. Zapatos de escalada: Debido a la curvatura que adoptan los pies al escalar, los zapatos son esenciales pues ayudan a dar esa forma además de protegerlos. Estos deben quedar ajustados sin que cause dolor.
  3. Casco de escalada: Estos te protegerán de posibles caídas. Para asegurarte de que es un casco confiable, verifica que cumpla con las normas referentes a la protección de la cabeza de la Unión Internacional de las Asociaciones de Alpinismo (UIAA) y el Comité Europeo de Normalización (CEN).
  4. Mosquetones: Son anillos de metal resistentes que conectan la cuerda de protección a las diferentes piezas de la travesía. Pueden ser simétricos, perfectos para todo tipo de situación; en forma de D. Estos sonresistentes y soportan más fuerza hacia el exterior; o asimétricos en forma de D, de un lado son más pequeños lo que les permite empujar la cuerda hacia el lado sólido del mosquetón. También varían es su estilo de puerta. Puede ser recto, doblado o bloqueado. Sea cual sea, asegúrate de que estén hechos con un material resistente ya que ellos son necesarios para mantenerte a salvo. Se necesitan al menos 12 mosquetones para realizar los ascensos.
  5. Dispositivo asegurador: Puede ser tubular o de autofrenado. Es esencial para evitar posibles caídas ya que tiene un sistema de freno. El dispositivo “activo”, tiene partes móviles y se puede adaptar a las grietas. El dispositivo “pasivo”, está hecho solo de una pieza de metal.
  6. Cuerda para escalar: Al igual que los cascos, todas las cuerdas de escalada deben cumplir las normas de la UIAA y aprobar sus pruebas. Existen dos tipos de cuerda: la dinámica y la estática. La primera es muy elástica, diseñada para aguantar la caída sea la fuerza que tenga. Se recomienda para escalada en roca. Por su parte, la estática es más rígida y es empleada para practicar rapel y rescate.
  7. Pro: También llamados dispositivos de protección, aseguran la cuerda a la roca. Consisten en levas, tapones y cuñas.
  8. El magnesio: Comúnmente conocido como tiza, es recomendable utilizarla ya que absorbe la humedad de las manos y permite un mejor agarre. Se lleva en una bolsa pequeña guindada a la cintura.
  9. Cinta exprés: Es un pequeño accesorio que cuenta con dos mosquetones que se unen por medio de una cinta o cabestrillo.
  10. Ropa: Es muy importante que sea lo más cómoda posible. Debe permitir total movilidad a todo tu cuerpo. Además, es recomendable que esté hecha de un material adaptable al clima y que sea capaz de controlar la humedad.
  11. Guantes: Estos pueden ser opcionales. Con la práctica, tienden a crearse cayos en los dedos y puede ser antiestético y doloroso. Para evitar esto, se recomienda usar guantes deportivos.

Cuando se cumple con el equipamiento necesario, lo que queda es entrenar duro y aprender las técnicas pertinentes para lograr una perfecta ejecución. Esto lo deberás complementar con un buen entrenamiento para escalada, algo que podrás incluso practicar con algunos ejercicios en casa que te prepararán para superar pequeños muros o incluso retos mayores en el futuro.