Enjuague bucal de romero y menta

Ya hemos hablando en artículos anteriores sobre las propiedades del romero y la menta, pues bien, también son buenos para la salud bucal.

Preparación

Para preparar este enjuague debemos hacer una infusión usando ¼ de agua, debemos usar una olla para proceder a calentar el agua y esperar a que hierva, una vez que el agua este hirviendo podemos agregar media taza de romero fresco, sino posees romero fresco, puedes usar solo ¼ de taza de romero seco también, luego aplica una taza de menta fresca.

Una vez que mezcles todos los ingredientes en la olla, debes dejar reposar y enfriar, luego añadirás dos cucharadas de glicerina vegetal. Usa una botella que haya sido previamente esterilizada para guardar el enjuague, solo debes usarlo como un enjuague tradicional, enjuagando tu boca después del cepillado. La mezcla solo dura 2 semanas, luego de este tiempo debes desecharlo, ya que no sirve.

Enjuague bucal a base de aceites esenciales

Este enjuague no es más que una mezcla de varios aceites. Debes mezclar una onza de aceite esencial de limón, una onza de aceite esencial de anís estrellado, una onza de aceite esencial de yerbabuena y otra de menta, revuelve muy bien estos aceites y guarda la mezcla en una botella, preferiblemente de vidrio y que sea oscura, ya que de esta manera se conserva mucho mejor.

Enjuague bucal a base de sello de oro

Para aquellas personas que poseen problemas dentales relacionados con las encías, como la gingivitis, la cual suele causar infección, este enjuague dental casero es la mejor opción, ya que suele ser medicado en la mayoría de pacientes que poseen esta afección. El sello de oro es una planta que tiene propiedades medicinales capaces de eliminar las bacterias que causan enfermedades relacionadas con los dientes.

Preparación

Puedes hacer este enjuague como una infusión, por lo que necesitarás una taza de agua caliente, y puedes usar una cucharada de sello de oro seco, una vez que hagas la infusión puedes proceder a colarla y a continuación la metes a la nevera para que se enfrié. Si el problema con las encías es algo crítico puedes usar este enjuague unas 3 veces al día, hasta que comiencen a sanar las encías y las bacterias comiencen a desaparecer.

Recomendaciones para una mejor higiene bucal

Recordemos que para mantener una dentadura y unas encías sanas debemos hacer muy bien el cepillado, esto incluye hacerlo después de cada comida, de esta manera estaremos previniendo la aparición de caries y otras enfermedades dentales. El uso de hilo dental y enjuague bucal también es recomendado.