La respuesta a la anterior pregunta es afirmativa, salvo algún problema poco habitual puedes quedarte embarazada pasados los 40 años de edad. Aunque las probabilidades para quedar embarazada disminuyen de forma considerable después de esa edad, una mujer saludable podría quedar embarazada de forma natural.

Tus antecedentes de salud y estado actual pueden influir mucho, en si podrás quedar embarazada después de los 40. Muchas mujeres jóvenes tienen precaria salud, lo que les dificulta quedar embarazadas o presentar embarazos de alto riesgo. Por otra parte, existen mujeres mayores de 40 que gozan de excelente salud, lo cual es un factor a su favor a la hora de permitirse tener un bebé.

Probabilidades de quedar embarazada después de los 40

Estadísticamente, las mujeres de más de 40 tienen un 25 por ciento de probabilidad de quedar embarazadas con sus propios óvulos, es decir, de manera natural, sin necesidad de recurrir a los métodos de inseminación artificial. Este porcentaje disminuye abruptamente cada año que pasa. Por ejemplo al cumplir 43 años, el índice cae un 10 por ciento más.

También debes considerar, que si bien puedes quedar embarazada, la posibilidad de tener una pérdida es alta. Un estudio concluye que, después de los 40 el incremento de abortos espontáneos se eleva a un 24% y a los 44 años el índice es más del 54%.

La mayoría de las mujeres que quedan embarazadas después de los 40, por lo general, acuden a donantes de óvulos. Algunas de estas mujeres, pertenecen al mundo de los famosos, por lo que pueden darse el lujo de costear un tratamiento de este tipo.

Ventajas de un embarazo después de los 40

Los especialistas en fertilidad y expertos en la materia, dicen que algunas de las ventajas son:

  1. Más experiencia: Es la mayor ventaja, pues quizás ya te has realizado en el campo profesional, has viajado, eres madura y te encuentras preparada emocionalmente para asumir este nuevo rol, y tú embarazo será planificado.
  2. Eres más sabia y paciente: Muchas mujeres que gestan después de los 40, son más propensas a cuidar su salud y tomar buenas decisiones como madres, que algunas madres jóvenes que están batallando, por equilibrar todos los aspectos de sus vidas.
  3. Estabilidad económica: Lo que te permitirá disfrutar a mayor grado tu papel de madre y disfrutar a tu hijo.
  4. Más tiempo: Una mujer más joven puede sentir que al tener un bebé, está perdiendo oportunidades, como viajar, trabajar, ir de fiestas y conocer personas; en contraposición con una mujer mayor que ya hizo todo esto.

Desventajas de un embarazo después de los 40

Como siempre hay que considerar las dos caras de la moneda, la maternidad después de los 40 también tiene desventajas, tales como:

  1. Dificultad para concebir: Como el número de tus óvulos ha decaído considerablemente, tu peor enemigo será el tiempo y esto puede provocar frustración y sentimientos de culpa en algunas mujeres.
  2. Embarazos de riesgo: Se eleva el riesgo de abortos espontáneos, problemas cromosómicos y defectos congénitos como el síndrome de Down. A partir de esa edad suelen ser considerados directamente embarazos de riesgo y se aplica una mayor vigilancia por parte de los médicos.
  3. Embarazos complicados: Puedes desarrollar diabetes, hipertensión, problemas con la placenta y dificultades para el parto.
  4. Menos energía: Siendo realistas, tendrás menos fuerzas para lidiar con las tareas de atender un bebé recién nacido, que si te encontrarás en tus veinte.

Finalmente, si decides quedar embarazada después de los 40, sopesa todas las implicaciones y prepárate para esta nueva etapa de tu vida. Si estas en pareja, es vital que ambos tengan expectativas realistas acerca de qué esperar. Aunque puede ser todo un desafío, esta decisión puede traerte una felicidad que no conociste antes.