Dependiendo de las necesidades que tengas y la disposición para el cuidado, puedes elegir la mascota apropiada. Pues bien,  son numerosos los beneficios que te pueden aportar una mascota. Incluso, pueden servir de terapias para personas mayores, adolescentes y niños. También, toma en cuenta que el animal puede elegir y tal vez no seas tú su favorito, si no otro miembro de la familia. Por tales razones, es necesario que te hagas un autoexamen y determines porque quieres adoptar una mascota.

Cada tipo de animal tiene unas características diferentes. Según el tipo de mascota que estás buscando es posible que te interese una especie diferente. Es importante asegurarte de las características de cada una de ellas para que tu elección sea la más adecuada, pues acoger a una mascota nueva es una elección que debe ser duradera. A continuación, lee estas claves que indican cual podría ser el animal ideal para que lo adoptes en tu hogar:

  • Perros: Necesita de gran atención para educarlos, asearlos, alimentarlos, salir a pasear. Es un animal que no debería estar al cuidado de una sola persona, por lo demandante que es. Además, requiere de tiempo y compromiso en su cuidado. Pero, vale la pena, es experto en ofrecerte su compañía y fidelidad. Si sigues los pasos para adoptar un perro te aseguramos que encontrarás un gran amigo, pues el vínculo que se puede crear entre un perro y su dueño es mucho más fuerte que el que se puede lograr con cualquier otra mascota.

Elegir un perro te ayudará a disfrutar de un buen amigo

  • Gatos: Si no tienes gran disponibilidad de tiempo, el gato es tu mascota ideal. Es un animal que se vale por si mismo en cuanto a necesidades fisiológicas. Sólo necesita una caja de arena limpia y juguetes, para entretenerse o limar sus uñas. Pueden estar solos si tiene disponibilidad de alimento y agua. Son especialistas en dar compañía y afecto. Aún así, debemos asegurarnos los cuidados que necesita antes de adoptar un gato, pues como cualquier ser vivo necesita los alimentos apropiados y tiene ciertos hábitos que podrían no gustarte.

Los gatos también nos harán mucha compañía

  • Ratones o Hámster: Es un animal que no posee la capacidad de dar afecto. Por eso, es ideal para ser observado o para entretener a niños. Además, es un animal solitario, que le gusta hacer ruidos de noche. Aun así, es una mascota simpática. Los más habituales para elegir como mascotas son los hámsters, algunos de ellos son especialmente pequeños, por lo que no será necesaria una gran jaula y apenas necesitarán comida. Algunos se han convertido en auténticos amantes de los roedores, llegando a optar por ratas como mascotas, aunque no es lo más frecuente.

Un hámster puede ser una buena elección

  • Aves: Habitualmente tenemos estas mascotas en unas jaulas, de un tamaño y características específicas para cada especie. Existen pájaros que se adaptan bien al hogar y podremos convivir con ellos, incluso nos ofrecen mucha compañía cuando cantan cada mañana. Podemos acompañarnos de loros, agapornis, periquitos... especies muy sociables que nos permitirán interactuar y jugar con ellos, incluso fuera de la jaula, animalitos a los que realmente cogeremos mucho cariño.

Los agapornis son ideales por lo que interactuan con nosotros

  • Peces: Instalar y mantener un acuario es todo un acontecimiento. No obstante, el cuidado de los peces es bastante entretenido, aunque es cierto que pasaremos largos ratos observando a nuestros peces, implica constancia y disciplilna para que todo funcione del modo correcto, de forma que puedan vivir con las condiciones necesarias para cada especie. Por otra parte, es una mascota para admirarla y disfrutar su belleza, no para caricias.
  • Conejos: Puede ser la mascota apropiada si te gustan los peluches. Básicamente, no necesitas gran cantidad de tiempo para cuidarlo y dar atención. Son criados en jaulas y les gusta jugar, ideal si hay pequeños en la casa. Pueden estar solos sin ningún problema, son muy afectuosos, así que un conejo como mascota puede ser muy apropiado para los más pequeños, incluso si no disponemos de mucho tiempo para atenderlo.
  • Reptiles: Hay personas que disfrutan tener reptiles como mascotas. Pero cabe destacar la importancia de elegir el correcto, pues al ser pequeños requieren un cuidado y al crecer demanda otras necesidades. Algunos de los reptiles más buscados son los lagartos, geckos y dragones barbudos, por ser pequeños. Entre los reptiles grandes, se encuentran las serpientes y las tortugas. No son animales que se adapten demasiado bien a vivir en una casa y tampoco son especies con las que podamos interactuar mucho. Debemos asegurarnos que realmente sea lo que estamos buscando, no dejarnos llevar por la moda de tener este tipo de animal en casa.

5 Consejos para elegir la mascota apropiada

Ya que conoces algunas de las mascotas más comunes, anota estos consejos y determina que animal se adapta mejor a lo que le puedes ofrecer:

  1. Presupuesto: Revisa la disponibilidad de dinero que necesitarás para alimentarlo, donde dormirá y las visitas al veterinario.
  2. Piensa para que la quieres: Puede que la quieras para compañía, afecto y seguridad como para lo que sería ideal un perro.  Si la deseas para relajarte, los peces o un conejo te podría ayudar.
  3. Verifica tu disponibilidad: Una mascota no es un juguete. Necesitas tiempo de verdad para atender sus necesidades y darle atención.
  4. Dale un hogar: Las mascotas necesitan un sitio cómodo donde puedan vivir. Por eso calcula tu espacio y bríndale un lugar parecido a su hábitat natural.
  5. Se responsable: Una mascota necesita cuidados serios, su vida está en tus manos por eso necesitas hacer sacrificios.

Tener una mascota hará tu vida más placentera con momentos para recordar. Usa estos consejos y ¡elige la que más te de felicidad!