Veamos entonces cómo nuestro cerebro puede mantenerse activo. Se trata de las diferentes actividades que permiten a nuestro cerebro ejercitarse y así mantenerlo en buen estado, tratando de estimular sus diferentes funcionamientos y procesos.

Estos son los principales ejercicios que puedes practicar, el modo de trabajar más esta parte del cuerpo:

  • Moviéndote: El hacer ejercicio no sólo tiene beneficios a tu salud física, sino también a la cerebral ya que así el cerebro se mantiene con un flujo de sangre positivo que ayuda a prevenir los problemas de degeneración de la memoria. Eso sí, se ha encontrado que los ejercicios de bajo impacto son los más beneficiosos como lo son el caminar, el bailar, saltar la cuerda o andar en bicicleta.
  • Ser sociable: El hacer asociaciones de personas, tener temas de conversación, el mantenernos activos socialmente, son maneras de mantener estimulado el cerebro y de realizar estas actividades de convivencia, que de hecho son ejercicios que pueden ayudar en problemas de depresión o de problemas mentales.
  • Leer: La lectura es un ejercicio que le viene de perlas al cerebro, ya que gracias a ella aprendemos, estimulamos la mente y ejercitamos la memoria por medio de la lectura de comprensión. Lo ideal para no vernos procurando una actividad que no nos guste es no asociar la idea de que leer es forzosamente el leer literatura clásica, sino que incluso en este momento estás ejercitando tu mente al leer esta artículo; lee sobre lo que más te interesa y disfruta de los beneficios.
  • Juega: Probablemente jugar a los carritos ya no te llame la atención o a las muñequitas, pero como adultos podemos jugar de muchas y varias maneras, y por lo general los juegos se planean con diversos niveles de complejidad siendo un entretenimiento complejo el ajedrez y uno sencillo el juego del gato. La cosa es que, al ejercitar la mente podemos jugar videojuegos, juegos de mesa, incluso juegos desde el teléfono móvil, pero claro está, entre más reto mental implique el juego mejor será para mantener tu mente activa. Un ejemplo de juego que suele resultar muy recomendable es el ajedrez, un deporte que realmente es capaz de ejercitar notablemente este órgano tan importante.
  • Duerme: Así como el cuerpo, para mantenerse en perfecto estado la mente necesita de descansar y reponer energías para conservarse sano. No lo dudes, dormir las ocho horas al día o las que tu organismo en particular necesite debe ser una prioridad si deseas conservar esa buena memoria.

Así, con estos consejos prevén enfermedades como el Alzheimer o simplemente el olvidar dónde has puesto las llaves.