Estas son las dietas que deberías evitar, se trata de métodos muy peligrosos y poco apetecibles para perder peso:

  • Dieta la última oportunidad: Esta dieta fue creada por el doctor Linn en los años 70, y este quería llegar a crear un método efectivo y que revolucionara la forma de perder peso. El Doctor Linn propuso una especie de batido, en el cual se mezclan algunos huesos de animal, junto con ligamentos. Durante el periodo donde el tratamiento comenzó a probarse y hacerse popular, al menos unos 60 pacientes murieron, al sufrir infartos del corazón. No creemos que vayas a querer probar una dieta de los 70, y mucho menos una tan desagradable como esta.
  • Dieta de la galleta: Este régimen alimenticio propone alimentarse solo de galletas, la idea es comer de ocho a diez galletas por día, es decir un máximo de unos 600 calorías diarias. Aunque la receta incluye algunos nutrientes como proteínas y aminoácidos, no creemos que comer solo algunas galletas durante el día sea muy saludable, más bien podrías llegar a morirte del hambre. Así que olvídala, debes alimentarte muy bien.
  • Dieta del algodón: Quizás alguna vez hayas oído que esto es frecuente entre algunas modelos, pero lo cierto es que no es nada bueno “alimentarse” de cosas no comestibles. Esta dieta está basada en comer algodón remojado en agua o en algún jugo, con el objetivo de sentirse lleno. Puede ser realmente dañino para tu organismo, ya que las fibras con las que está hecho el algodón contienen un material llamado poliéster, que puede dañar las paredes de tu estómago, además llegar a obstruirlo, llevándote a la desnutrición. Incluso podrías a llegar a ahogarte tratando de ingerir algodón.
  • Dieta del cigarrillo: En artículos anteriores hemos mencionado los riesgos que tiene el cigarrillo sobre nuestra salud, y el incluirlo como un “alimento” dentro de nuestra dieta, no parece una idea muy inteligente. Esta dieta estuvo de moda hace algunos años atrás, y es de suponerse que algunas personas aún no conocían los riesgos a los cuales se estaban exponiendo. Este régimen consiste en fumar constantemente ya que se cree que fumando el apetito desaparece. Creemos que no hace falta que te digamos que no intentes llevar a cabo esta “dieta”.
  • Dieta del gusano: Se basa en alimentarse de los huevos de un gusano, que hace vida en nuestro intestino y succiona los nutrientes. Si bien se ha demostrado que no engordas, puede llegar a tener grandes consecuencias en tu salud, ya que los parásitos pueden llegar a medir hasta más de dos metros y migrar hacia otras partes de tu cuerpo, además de causarte convulsiones y contraer meningitis. Una idea totalmente descabellada.

En nuestra sección sobre dietas encontrarás otros planes alimenticios que son más equilibrados y que no utilizan ingredientes como estas que aquí te hemos descrito.