Es una planta que habita en espacios oscuros, pero abundantes en agua por eso es frecuente observar  a un culantrillo próximo a las lagunas, filtraciones, ríos o arroyos, aunque sus hojas siempre secas estén, pues prefiere recibir solo el rocío o la salpicadura de las gotas como forma de sostenimiento.  Es un amante por excelencia de la humedad.

Científicamente se le conoce como Adiantum cuneatum, pero de boca en boca, en el clamor popular lo suelen llamar también: Arañuela, Cabello de Ángel, Cabello de Venus o Culandrillo. En cuanto a su aspecto físico, es similar a un helecho, de hojas pequeñas, de color verde claro y con la forma de un abanico. Sus ramas son delgadas y largas, su tallo se mantiene oculto y se dispone horizontalmente. No tiene flores, frutos, ni semillas.

En definitiva un culantrillo es ligero, fresco y muy ornamental. Cuelgan muy vistosos en algunas casas y en oportunidades pueden cubrir por completo una pared haciendo de esta, un muro muy atractivo. Si gustas de uno, solo debes recordar que no son amantes del calor y la sequedad.

Una vez descrita la planta, llega el turno de centrarnos en el tema principal de esta información, que son las propiedades medicinales del culantrillo, cómo puede ayudarte a cuidar diferentes problemas de salud y qué beneficios te aporta:

  • Es expectorante: Tiene la facultad de disolver la mucosidad y ayuda a eliminarla, para lograr este resultado es bueno ingerirlo en forma de infusión o tintura.
  • Alivia el dolor, gracias a sus facultades balsámicas.
  • Mitiga la tos.
  • Estimula o aumenta la menstruación. Se recomienda preparar una infusión o tintura para estos casos.
  • Al emplearse de manera externa puede ablandar una dureza o reducir una inflamación.
  • Es diaforético, estimula la sudoración.
  • Es cicatrizante.
  • Favorece la expulsión de gases y de lombrices en el cuerpo.
  • Provoca la eliminación del agua y sodio en el organismo.
  • Sus hojas y tallos pueden usarse para curar el catarro.
  • Combate la caída del cabello y cumple una función desintoxicante durante los estados de embriaguez.

Cómo usar el culantrillo

Al hervir dos tazas con agua, colócalas sobre una taza de hojas de culantrillo previamente picadas de forma fina, deja reposar este preparado por 20 minutos. Al colarlo le colocas un punto de miel para endulzar e ingieres 3 tazas pequeñas al día.

También puedes consumir el resultado de 5 gramos de la raíz rallada, colados luego de dejarlos en dos tazas de agua en ebullición.

Si requieres usarlo como una cataplasma, solo se necesita pisar hojas de la planta con un mortero, agregar un poco de agua y harina de maíz, este última en caso de requerirlo más espeso y aplicar la pasta en la zona a tratar. Es necesario vendarla con un paño limpio, humedecido en agua caliente.

En cuanto a la caída del cabello, se puede preparar una infusión y emplearla como enjuague luego de lavar el cabello

Otros datos interesantes

Vamos a ver algunas curiosidades que seguramente no conocías sobre el culantrillo:

  • El combinarlo con sus ensaladas puede ser muy interesante, le aporta buen sabor.
  • El culantrillo posee ciertas sustancias tóxicas, por lo tanto, modera su uso.
  • Y finalmente… el culantrillo ha llegado hasta la literatura. Te recomendamos disfrutar de la novela Cuidado con el Culantrillo, de Magdalena Helguera y así conoces la historia de Leticia y Julián mientras una tintura, infusión, decocción o cataplasma de esta planta mejoran tu salud.