Al sólo estar planteándote esa pregunta debes evaluar los motivos que te han hecho dudar de la carrera que elegiste. No te apresures a tomar ninguna decisión, antes sigue atento al siguiente artículo y toma en cuenta las sugerencias planteadas sea que decidas cambiar o no, de profesión.

Cuándo debería plantearme el cambio

Lo cierto es que no existe un momento que podamos recomendar como idóndeo para un cambio radical de profesión, todo dependerá de tus ganas y capacidad de aprendizaje. Hablamos en algunos casos de comenzar unos nuevos estudios y adaptarse a un nuevo entorno laboral y profesional, así que indiferentemente de que tengas 40, 50 años o más, si tienes la actitud correcta este cambio sería algo que seguramente podrás plantearte.

Cualidades necesarias para cambiar de profesión

Aunque, esto implica un nuevo comienzo, si cuentas con algunas de las siguientes cualidades, te será mucho más fácil de lo que esperabas:

  • Dirigir proyectos: Si te sientes capacitado para desarrollar y dirigir de forma correcta en tiempo y espacio múltiples proyectos, te será mucho más sencillo ascender y lograr mejorar tu remuneración, ya que, es una cualidad muy apreciada en el mundo laboral
  • Liderazgo: Es fundamental para cualquier empresa encontrar empleados con esta cualidad. Es indispensable que mantengas el equipo a tu cargo motivado y comprometido con el proyecto. Recuerda que, si eres líder llegarás a donde te propongas.
  • Visión a futuro:  En otras palabras, una persona emprendedora que aspira crecer con la compañía. Aplicando estrategias y programas de futuro.

Características de una profesión acorde a tus gustos 

Si NO te sientes identificado con alguna de las circunstancias abajo planteadas es posible que debas darle un giro a tu vida profesional:

  1. Vocación: Tanto tu labor como jornada de trabajo pese lo muy agotadora que pueda llegar a ser, debe hacerte sentir satisfecho y realizado, de lo contrario el estrés y la rutina dominarán tu vida.
  2. Crecimiento personal y profesional: Cuando tu profesión te apasiona siempre querrás saber más, tendrás el constante deseo de aprender. Esto irá de la mano con las aspiraciones que tengas de obtener un cargo superior o crear tu propio negocio según sea el caso.
  3. Interés: Tanto la puntualidad como la asistencia diaria a tu jornada de trabajo, no será un problema el inventar excusas para no ir a trabajar no será cosa tuya.
  4. Responsabilidad: Te preocupas por entregar tus asignaciones a tiempo y de la mejor forma.

Si NO te sientes identificado al menos con 2 de estas características, de seguro necesitas cambiar de profesión. Aunque representa todo un desafío, con determinación y la motivación necesaria puedes encontrar la mejor carrera para ti.

Recomendaciones antes de escoger la nueva carrera

De seguro te puedes encontrar desorientado, por eso, antes de comenzar a buscar una nueva carrera, toma en cuenta las siguientes sugerencias:

  • Debes tener claro que es lo que quieres, a veces esto puede resultar difícil, una manera muy fácil de descubrirlo es hacer una lista de todo aquello que no te interesa. Enfócate en tus habilidades y destrezas.
  • Evalúa las posibilidades de crecimiento y logros que tú tienes dentro del mercado laboral del ramo que deseas emprender.
  • Busca asesoría profesional, consulta con personas que estén ejerciendo la carrera y pregunta todo lo referente a la profesión.
  • Los motivos del cambio de carrera no sólo deben estar fundado por mayores aspiraciones económicas. Deben existir otras razones como la satisfacción personal o aspirar a un cargo mejor.

Llegar a cambiar de profesión no tiene que ser tan traumático como lo parece, a veces esta decisión muy aparte de ser la mejor decisión de tu vida es más sencilla de lo que parece.

¿Debería cambiar de profesión? Sólo tú puedes responder a esa pregunta, pero para ayudarte en tu dilema cuentas con toda orientación necesaria. Recuerda que, si decides quedarte en la carrera actual busca la manera de sentirte motivado cada día. O si decides arriesgarte siéntete seguro de tu nueva elección.