Los crisantemos y sus cuidados

Como toda planta, los crisantemos requieren de ciertos cuidados para que se mantengan coloridos, vigorosos y por supuesto adornen muy bien nuestra casa.

El crisantemo suele verse en distintas épocas del año, desde el comienzo de temporada y hasta en la bella primavera, además de que podrás apreciarlos en variedades de colores, los cuales varían desde amarillo y rosado hasta blanco y rojo. Esto la convierte en una de las flores para decorar tu jardín, además de preparar hermosos arreglos o adornar el interior de tu casa.

Cuidados

Como toda planta, los crisantemos necesitan de algunos cuidados específicos para que se mantenga en buen estado, aquí tienes los más importantes:

  • Si adquieres la flor ya en una maceta y lista para llevarla a la casa, una vez que llegue el otoño puedes proceder a plantarla en tu jardín, trasplántala una vez que hayas elegido la zona del jardín donde desees ubicarlo.
  • Lo más recomendable es que procedas a plantarlos en primavera, ya que su floración suele tardarse, para el final del verano ya podrás verlos o puede que cuando comience el otoño, por lo que si decides seguir este consejo es probable que los crisantemos nazcan mucho más fuertes.
  • Los meses entre marzo y mayo son ideales para que decidas sembrarlos, si es que deseas perennes.

Cultivo de los crisantemos

Si quieres plantar desde cero los crisantemos vamos a explicarte cómo puedes cultivarlos paso a paso:

  1. Lo primero que debes hacer es limpiar correctamente el área donde los vas a cultivar, esto en primavera, debe haber una distancia de por lo menos unos 50 milímetros entre cada una de las semillas o plantas que vayas a cultivar.
  2. Los crisantemos demandan poco cuidado, a diferencia de otras plantas, solo debes regarlos con regularidad y quitar las flores que se hayan marchitado con el tiempo.
  3. La tierra puede llegar a ponerse un poco seca, en especial si tienes los crisantemos en macetas, por lo que debes estar atento a su riego e hidratación para que no se seque.
  4. Es preferible que el suelo donde vayas a ubicar esta flor sea húmedo, ya que ellos suelen desarrollarse mejor en este tipo de suelos.
  5. El uso de funguicidas es esencial para mantener a esta planta libre de plagas e insectos que la pongan en riesgo, recuerda utilizar solo aquellos que no sean contaminantes ni afectan la vida de tus plantas, como por ejemplo los fungicidas caseros.
  6. Se recomienda no mojar el follaje de los crisantemos cuando se esté haciendo su riego, ya que esto suele llamar enfermedades como el mojo y la roya, que pueden afectar la vida de los mismos.

En el otoño aprovecha la luz solar para mantener a tus crisantemos en buena forma, esta flor suele ser muy recomendada ya que además de adornar hermosamente los jardines no requieren de gran cuidado para mantenerse.