Crema natural a base de mandarina

La mandarina es una fruta conocida por ayudar a reparar el tejido y prevenir la resequedad de las manos. El aceite de la mandarina ayuda a absorber la vitamina A, por lo cual protege a la piel del daño causado por los radicales libres.

Ingredientes:

  • 1 mandarina grande
  • ¼ de taza de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de miel de abeja
  • 1 taza de azúcar

Preparación:

Necesitarás una licuadora para preparar esta crema, introduce la mandarina previamente lavada completa, esto quiere decir, sin pelarla ni retirar su concha, luego agrega el aceite de oliva, la cucharadita de miel de abeja y por último el azúcar, licúa todos los ingredientes por aproximadamente 2 minutos o hasta lograr mezclarlos muy bien.

Para el uso de esta loción puedes hacerlo colocando la mezcla en tus manos y brazos y frotar muy bien, una vez que lo hayas hecho cubre tus brazos y manos con toallas calientes y deja actuar por unos 20 minutos, luego retira las toallas y lava los brazos y las manos con agua tibia. Notarás la diferencia en tu piel al instante.

Crema natural a base de rosas para manos agrietadas

Las manos agrietadas son producto del maltrato diario, ya sea por el uso de jabones muy fuertes o por la falta de hidratación, con esta crema a base de rosa podrás reparar la piel de tus manos.

Ingredientes:

  • 2 rosas
  • 300 mililitros de agua mineral
  • Glicerina

Preparación

Necesitarás un envase, preferiblemente de vidrio, en él vas a echar el agua minera y a introducir los pétalos de las dos rosas, luego debes taparlo muy bien, agita el envase con el contenido y deja reposar la mezcla cerca de 2 días, luego de pasado este tiempo, cuela la mezcla. Necesitarás un frasco pequeño de glicerina, lo puedes encontrar en cualquier farmacia y agrega el líquido de las rosas a la glicerina y bate muy  bien, puedes aplicarlo en las manos durante las noches, antes de irte a dormir.

Lavarse las manos de manera continua o usar detergentes a la hora de limpiar el hogar sin usar guantes puede causar que nuestras manos se agrieten y pierdan la suavidad, es por ello que debes evitar estar en contacto con detergentes muy fuertes sin el uso de guantes, en especial si se trata de cloro, ya que suele ser un detergente muy fuerte y agresivo con la piel.