Sin duda, la vida en la ciudad se ha convertido en casi una necesidad, pero así mismo, el espacio habitable de nuestro hogar tiende a ser cada vez más reducido, por lo que crear espacios funcionales en el hogar, se presenta como una de las principales tareas del diseño de interiores. Cuando llega la hora de tomar en cuenta solo lo que tenemos disponible y a nuestro alcance, la búsqueda de soluciones a nuestros problemas de espacio es una tarea fundamental que precede a todo proceso de diseño.

En primer lugar, ten en cuenta cuáles son las potencialidades de tu casa o apartamento, para que puedas sacar el máximo provecho de estos detalles que harán de tu casa un lugar único. No olvides desprenderte sin miedo de todo aquello que no utilizas, pero eso sí, empéñate en reciclar muebles viejos que le puedan dar un mejor aspecto a tus habitaciones y hacerte ahorrar dinero en diseño de interiores.

Así mismo, aplica en tus paredes tonos de colores claros, ya que estos harán ver el espacio mucho más amplio, en la medida en que aportan mayor iluminación, pero no te olvides de incorporar algún detalle en un color vivo para darle carácter y calidez a tu decoración. Colores neutros serán una excelente alternativa para combinar con colores cálidos y, sin lugar a dudas, crear ambientes sofisticados y acogedores.

Usa tu ingenio a la hora de ubicar y establecer dónde guardar tus cosas, y busca dentro de tu propia casa cuáles pueden ser esos lugares para guardar objetos pequeños, el espacio que creías más insignificante puede serte el de mayor utilidad si lo aprovechas al máximo, ese rincón bajo la escalera, o un rincón vacío entre la columna y la pared pueden ser perfectos, unos buenos armarios y repisas serán suficientes. Recuerda, mientras el almacenamiento sea tu aliado, no existirá desorden en tu pequeña casa.

Utiliza hermosos muebles multifuncionales o convertibles, que le aporten un mayor dinamismo a tu hogar y hagan de ese pequeño espacio un ambiente que tome varios usos en las diferentes horas del día. Por ejemplo, esa mesa que se amplía y funciona como desayunador, más tarde puede funcionar como el sitio perfecto para la cena familiar, o ese lindo sofá-cama en el que puedes disfrutar de tu película favorita durante el día, pero cuando tus amigos te visiten, será una pequeña cama muy cómoda durante la noche.

Esperemos tomes en cuenta estos consejos, los apliques y los complementes para que hagas de tu casa el lugar de tus sueños, solo dale rienda suelta a tu creatividad y verás los resultados con un poco de dedicación.