Ya vimos hace un tiempo los lugares turísticos que ver en una visita a Chile, así que ahora nos vamos a centrar en ayudarte a planificar tu estancia y todo lo que podrías necesitar. Daremos algunos consejos prácticos si decides hacer un pequeño viaje a este encantador país suramericano. Chile es un país que se dice lo tiene todo y se jacta de incluso tener 3 continentes. También es uno de los países más seguros de Latinoamérica y consta solo con pequeñas excepciones como el centro de Santiago y Valparaíso de noche. Se puede pedir cierta información en centros de información o incluso con los taxistas que viajemos. Quien mejor para informarnos que los nativos del país. Aun así no está de más las recomendaciones de siempre y ser lo más precavido posible así como de no sacar objetos de valor como cámaras o teléfonos móviles. Un factor muy importante a tomar en cuenta es que en Chile no hay servicio de salud gratuito, así que debes tener a tu alcance un kit de primeros auxilios personal, no debe faltar en ningún viaje.

Si viajas desde España, no es necesario tener visa, lo único que necesitas es pasaporte y tu pasaje de avión de ida y regreso y los medios económicos con los que se cuentan y con los cuales demostraras que vas como turista y tienen intenciones de regresar a tu país. Si se va de otro país de Suramérica, solo se necesita el documento de identificación personal. Según las normas del país, tendremos un máximo de 90 días para viajar a todos sus rincones. Otro detalle muy importante es cuidar mucho la tarjeta de turismos que nos proporcionaran ya que tenemos que darla al salir del país y si no se tiene se podrían dar algunas molestas multas.

La frontera de Chile es conocida por ser estricta con el ingreso de cosas ya que por ejemplo si llevamos objetos tecnológicos tienen que ser ya con uso para que no piensen que llevas mercadería. Sería bueno y recomendable que consultaras en páginas chilenas cuales son las sustancias o posibles materiales que no se deben ingresar. Un aspecto para el cual debemos estar preparados es que Chile no es un país barato, mas la comida es un poco más cara que en otros países así que si andas con un presupuesto corto, lo mejor será comprar los ingredientes y ser tu chef personal. Chile es un país hermoso que si sabes manejar sus normas y te adaptas a sus costos podrás disfrutar de tu estadía.

Una fecha muy favorable para viajar es entre diciembre a marzo ya que sus playas se ven inundadas por el verano austral. Por otra parte agosto es una fecha alta y podría saturar la mayoría de lugares ya que países latinoamericanos tienden a tener vacaciones en esas fechas.