No existe un único método para el regateo, pero sí debes tener en cuenta que si quieres conseguir los productos a buen precio debes tener paciencia, recorrer distintas tiendas, nunca mostrar excesivo interés por el objeto que deseas comprar y tomarte el tiempo necesario para conversar con el vendedor, sin ofenderlo, hasta llegar al valor que deseas pagar. Para llegar a un buen precio puedes preguntarle el valor al vendedor y dividirlo por dos o por tres y comenzar el regateo por allí o puedes decidir cuánto pagarías por ese artículo y comenzar a regatear a un precio menor para tener cierto margen de maniobra.

En cuanto a los artículos que puedes comprar en Marruecos se destacan principalmente las artesanías. Si bien en cada región y ciudad hay una artesanía característica, te recomiendo principalmente realizar tus compras en ciudades menos concurridas por el turismo, ya que allí es probable que tengas más libertad para el regateo y consigas los productos a valores más bajos.

Puedes acceder a una diversidad de artesanías, desde alfombras, artículos hechos en madera, cerámicas, cueros hasta joyas hechas en plata. Las ciudades con mayor producción y venta de artesanías son: Chaouen (mobiliario, alfombras y bordados), Fez (alfarería azul de Fez, artesanías en cobre y trabajo en cuero), Marrakech (trabajo en cuero, especias y alfombras estilo bereber), Meknes (trabajo de madera y mosaicos), Tetuan (bordados, trabajos en caña de Rafia, artesanías en metal, marroquinería e instrumentos musicales), Ouezzane (accesorios para fumadores, instrumentos musicales, y artesanías textiles), Tanger (artesanías en metal, marroquinería y alfombras), Casablanca (marroquinería y alfombras), Rabat (bordados y alfombras), Sale (bordados, artesanías en caña de Rafia, joyería, cerámica y artesanías en piedra), Safi (alfarería), Essaouira (trabajos en madera y joyas estilo bereber), Tazenakht (alfombras), Erfoud (artesanía en piedra y productos fósiles), Alnif (alfombras), Tiznit (joyería en plata), Azrou, y Taza (alfombras estilo bereber de Benhaddou, joyas y marquetería).

Más allá de las artesanías, también se pueden comprar en Marruecos variedad de productos de belleza y cosméticos, como perfumes, cremas, khol, lápiz de labios, jabones, tinte de henna y otros, todos fabricados a través de la utilización de extractos de plantas y frutos típicos de dicho país. A su vez, también es bastante común la compra de alimentos y dulces locales como dátiles, aceitunas, cuscús, queso de cabra y té verde, entre otros. Finalmente, también podrás acceder a variedad de aceites naturales y plantas medicinales para prácticamente cualquier afección.