La práctica de un deporte exige disciplina y esfuerzo. Las rutinas de ejercicio son vitales para alcanzar metas, pero también lo es tener cuidado en nuestra alimentación si somos deportistas de élite. Y la verdad, es que en este aspecto es donde más dudas y desconocimiento se generan, la mayoría de las veces nos guiamos dietas que están de moda y  que no cubren todo lo que necesitamos para nuestro organismo. Planificar nuestra alimentación es muy importante y nos ayuda a conocer los elementos nutricionales que puede mejorar nuestros resultados, estos pueden ayudarnos a mantener nuestros niveles de energía y concentración, mejorar la fuerza de nuestros músculos y reforzar las articulaciones para protegerse. Ya hablamos de la importancia de las vitaminas para nuestra alimentación, así que aún debemos de profundizar más en sus beneficios para quienes practican con mayor frecuencia cualquier actividad física exigente.

Cómo ya hemos dicho, por el mero hecho de practicar cualquier deporte debemos complementar nuestra alimentación con complejos vitamínicos. Pero si realizamos ejercicio físico intenso de forma continua, tendremos un mayor desgaste de nutrientes. Si esto se prolonga por mucho tiempo, se puede llegar a tener un déficit de una vitamina o mineral, afectando a nuestro estado.

El complejo vitamínico con el que debemos complementar nuestro organismo tiene que tener un aporte de vitaminas, minerales y otros nutrientes.  La ingesta de complementos no debe ser por mucho tiempo, lo óptimo es prolongar la duración del tratamiento por tres meses como mucho.  Podemos hacer una distinción entre complejos vitamínicos que cubren nuestras necesidades, es decir, los que nos aportan vitaminas y minerales que hemos podido perder o de los cuales estamos en déficit en nuestro organismo; y los que nos aportan vitaminas y minerales que podemos necesitar y tienen un aporte extra de ginseng.

Estos segundos con ginseng pueden ser útiles cuando el cansancio como deportistas nos lleva hasta nuestros límites, aunque si somos de naturaleza nerviosos o muy activos no es recomendable pueden producir ligera ansiedad. Dentro del grupo de los complejos vitamínicos con Ginseng, el más adecuado sería uno que estuviera enriquecido con coenzima Q10, puesto que nos da un incremento de energía sin las consecuencias negativas del Ginseng.

Las vitaminas que debe tener nuestro complejo vitamínico pueden abarcar una gran cantidad de grupos, lo importante es que haya  vitaminas del grupo B responsables del metabolismo, de mantener un buen rendimiento físico y el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Vitaminas del grupo C que contribuye a mejorar articulaciones y músculos. Y vitaminas pertenecientes al grupo D que favorece los huesos y órganos.  

En los minerales, es fundamental que nuestro aporte vitamínico contenga Magnesio, es uno de los minerales más importantes en muchos procesos fisiológicos, ayuda a mantener el metabolismo energético, previene daños en músculos y articulaciones. Puedes encontrarlo, por ejemplo, en el cloruro de magnesio o en diferentes preparados de suplementos alimenticios que son específicos para los deportistas.