Como es común con las recetas antiguas, la ensalada César ha sido modificada con el paso del tiempo y se ha reformulado la receta. Esta vez te presentamos una de esas tantas recetas que nos da una versión exquisita para que prepares este plato, ubicado cómo no entre las ensaladas más famosas que podemos preparar en casa.

Ingredientes para la ensalada (para 2 o 4 personas):

  • 200g de lechuga
  • Filetes de pechuga de pollo
  • 50g de pan en rabanadas
  • Queso parmesano
  • Aceite de oliva
  • Limón
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo preparar la salsa

Puedes preparar la salsa en cuestión de minutos. Introduce en la licuadora o batidora un huevo, aceite, anchoas, salsa Perrins, vinagre, mostaza, jugo de limón, medio diente de ajo, queso parmesano y pimienta. La cantidad de cada ingrediente dependerá de tus gustos. Asegúrate de que todo se mezcle muy bien y quede una consistencia parecida a la de la mayonesa.

Receta paso a paso de la ensalada César

Para preparar la famosa ensalada césar una vez has elaborado la salsa que te hemos explicado antes tan sólo deberás seguir estos pasos que te indicamos a continuación, te explicamos cómo prepararla paso a paso.

Corta una rodaja de pan en cubitos y mételos al horno con 200°C durante 5 minutos, luego retíralos y mantenlos en un recipiente.

  • Corta el queso parmesano en cubos y mantenlos aparte en un recipiente.
  • Agrega sal y pimienta a los filetes de pechuga (por ambos lados) y colócalos en un sartén con aceite de oliva caliente. Deja que los filetes se doren. Una vez que esté bien cocido, se desglasa el sartén colocando un poco de jugo de limón y moviendo los filetes para que tomen color y sabor. Saca el pollo del sartén y reserva.
  • Toma los 200gr de lechuga romana y lávalos muy bien con abundante agua. Déjala reposar en agua con vinagre durante 30 minutos. Luego, colócala en un cuenco y añade la mitad de los panes tostados y la mitad del queso parmesano. Agrega hasta cuatro cucharadas de salsa cesar y mezcla muy bien.
  • Una vez este todo bien mezclado, pasa la mezcla a otro recipiente y añade el resto de los panes y el queso.
  • Corta el pollo en cubos, agrégalos al recipiente junto con más salsa y revuelve todo. muy bien.
  • Si deseas, puedes añadir trocitos de tocineta.
  • Ya está lista para que disfrutes del crocante sabor de los panes impregnados en salsa y lo suave del pollo.

El cambio de recipientes se agrega en la receta por razones estéticas: de esta manera resaltarán el queso y los trozos de pan en vez de la salsa desbordándose en las orillas del recipiente, cosa que suele pasar. Por lo tanto, es un paso que te puedes saltar.

Hay que considerar que los trozos de pan absorben muy bien el aliño de la salsa, por lo que se debe tener precaución en caso de que la ensalada no vaya a ser consumida en el instante. Si eso sucede, los trozos de pan perderán lo crocante.

Esta ensalada puede ser muy sencilla de transportar para consumirla en el trabajo, escuela o universidad. Debes tener en cuenta que cada ingrediente debes almacenarlo en un recipiente individual para que puedas disfrutar de una buena textura en la ensalada.

Recuerda que, como toda receta, puede ser modificada. Cocinar es un arte, dale libertad a tu creatividad y agrégale tu toque personal a tus comidas, es posible que para hacerla más ligera prefieras cambiar la salsa original por algunos de los aderezos típicos de las ensaladas, son cambios que puedes introducir. La imaginación es tu mejor aliada para que puedas realizar los mejores platillos.