Vamos a conocer cuáles son las principales enfermedades o problemas que pueden causar dolor en la boca del estómago:

  • Esofagitis por reflujo: A la entrada del estómago hay una válvula que es la encargada de cerrarse para que los jugos gástricos no salgan del estómago una vez que entran los alimentos. Si esta válvula no realiza bien su trabajo, puede producirse una subida de los jugos que acaben irritando la mucosa del estómago. Esto causa una inflamación en la zona que suele ser muy dolorosa. La sensación es como de tener algo “clavado” de manera continua y se agrava al acabar de comer, que es cuando más jugos se producen.
  • Hernia de hiato: La hernia de hiato es un movimiento que se produce en la barrera que separa el esófago del estómago, impidiendo que pueda realizar su función separadora. Esto causa reflujo gástrico, el cual irrita la mucosa de la zona causando un gran dolor.
  • Esofagitis gástrica: La esofagitis puede estar causada por otros motivos que no sean los reflujos gástricos. Por ejemplo, por haber ingerido medicamentos que irriten la mucosa del esófago. Los síntomas son los mismos que en la esofagitis por reflujo aunque el dolor no suele estar relacionado con la ingesta de comida.
  • Úlcera de esófago: Ya sea a causa de la bacteria causante de las úlceras de estómago y esófago por una esofagitis mal curada, la mucosa del esófago puede llegar a ulcerarse, creándose heridas muy dolorosas que pueden estar acompañadas por hemorragias.
  • Síndrome de Mallory-Weiss: se trata de un desgarro que se produce en la mucosa del esófago, a la altura del estómago. Este desgarro suele ser causado por esfuerzos continuados para vomitar, tal como se producen en las personas con bulimia o en los alcohólicos. También puede ser causado por esfuerzos para toser y además de dolor suele estar acompañado por hemorragias.
  • Esófago de Barret: Si la esofagitis por reflujo no se trata correctamente, puede degenerar en un problema mucho más grave, como es el esófago de Barret, un tipo de lesión que puede preceder a un cáncer.
  • Indigestión: Una comida copiosa puede causar una digestión difícil e irritar la boca del estómago causando un fuerte dolor en la zona. Normalmente, se calma al vomitar, pero esto no es siempre así ya que se puede inflamar el esófago causando dolor durante varios días. Es posible recurrir a algunos remedios para la indigestión a fin de evitar que se irrite esta zona y suframos durante más tiempo este dolor.
  • Nervios: Aunque muchos médicos descartan que los nervios puedan causar dolor en la boca del estómago, lo cierto es que son muchos los pacientes que cuando están alterados sienten una fuerte molestia en esa zona, notando como si se les cerrara el estómago y tuvieran un fuerte dolor. En algunos casos pueden llegar incluso a vomitar. Recuerda que en Hogarus te dimos un listado de plantas medicinales para los nervios, trata de recurrir a ellas para calmarte si te notas en un estado de mucho estrés.