Es originario de una pequeña zona boscosa de los Montes del Pindo (norte de Grecia, sureste de Albania), de los Balcanes (entre Bulgaria, Serbia y Rumanía) y del norte de la India. Actualmente se cultiva en las regiones templadas del planeta.

Propiedades medicinales

Antiguamente ya se conocían sus propiedades y se usaba para combatir la malaria, cuando no se disponía de quinina, aunque no era tan eficaz como los medicamentos existentes hoy en día. Aunque lo que sí sabemos es que es uno de los mejores remedios para tonificar las arterias y los capilares; recomendado si hay problemas de varices, hemorroides o celulitis; la “Base europea de datos de medicamentos naturales” lo califica como “efectivo”, y también el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona (España), avala sus propiedades vasoconstrictoras.

La corteza es rica en Alantoína (sustancia que acelera la reconstrucción de los tejidos), con propiedades hemostáticas (ayuda a cortar las hemorragias).  Y las semillas también contienen diversos principios activos como saponinas y flavonoides, los cuales son muy útiles para combatir varices, atenuar el cansancio y la hinchazón en las piernas, ya que estimulan la circulación sanguínea

Cómo se utiliza

 El castaño de las Indias se puede encontrar en formato de cápsulas, cremas, bolsitas con planta seca, extracto o gotas. Se comercializa en farmacias, parafarmacias y herbolarios, donde pueden aconsejar sobre el mejor formato para aprovechas sus propiedades. Además, es mejor tomar preparaciones ya procesadas ya que si se toma crudo o no se prepara correctamente, el castaño de las Indias es venenoso.

En formato de crema o pomada se puede utilizar para mejorar la circulación en las piernas ya que reduce el diámetro de las venas disminuyendo la inflamación provocada por varices, flebitis, insuficiencia venosa y otros trastornos circulatorios. También en las hemorroides: reduce su volumen y alivia el dolor al ser un potente vasoconstrictor.

Con las bolsitas de planta seca preparemos infusiones tanto para consumir como para uso externo. Por ejemplo, para activar la circulación y eliminar varices aplicaremos la infusión en forma de compresas en las zonas varicosas. También se puede usar para tratar las heridas, ya que ayuda a detener la hemorragia y también a cicatrizar. Aplicada en el cabello es un excelente anticaspa.

Se puede consumir la infusión como remedio venotónico, para aumentar la resistencia capilar, reducir el colesterol, tratar la inflamación de próstata, dolor de hemorroides, varices y flebitis. Se pueden tomar hasta 2 o 3 tazas por día.

También lo podemos consumir en forma de cápsulas que se ingieren por vía oral, no sobrepasando los 400 mg por día, unas 2 cápsulas.

Otra opción es consumirlo por medio de un extracto fluido: tomar entre 10 a 20 gotas, 3 veces al día.

Algunas contraindicaciones

Como ya hemos indicado, no se deben tomar corteza, hojas o flores crudas porque son venenosas. Pero además de estas precauciones, está contraindicado en los siguientes casos:

  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Personas con problemas de coagulación.
  • Personas con hepatitis.
  • Diabéticos.