La carne vegetariana está compuesta de ingredientes como la soja, tofu, seitán (algas y trigo) y son ricas en nutrientes esenciales para nuestra dieta. Todos ellos son sustitutos de la carne que podrás introducir en la dieta que sigues para no renunciar a algunos nutrientes esenciales para nuestra salud.

Propiedades de la carne vegetariana

El tofu es derivado de la soja. Es un queso con un sabor suave y se ha convertido en el ingrediente ideal para la cocina vegana ya que con él se pueden preparar cremas, salsas o dulces. Por su parte, el seitán está preparado en base a gluten de trigo y contiene proteínas.

La soja se caracteriza por contener proteínas de alta calidad, ácidos grasos e isoflavonas importantes en la salud femenina.

Recetas para preparar carne vegetal

A continuación te ofrecemos varias alternativas de carne vegana que pdorás preparar de una forma muy similar a si lo hicieras con platos con carne de origen animal:

  • Hamburguesa de tofu: para este plato necesitas medio kilo de tofu duro, harina y pan rallado. Mezcla todo hasta que la mezcla quede consistente. Con ella harás las rueditas de carne para la hamburguesa. Antes de freír, rebózalas por el pan rallado para darles el toque crujiente. Luego de freír la carne, en ese mismo sartén, agrega cebolla, piña y champiñones para sofreírlos. Esta mezcla se debe agregar a tu hamburguesa junto a la carne que preparaste. Un modo de comer tofu si no tienes claro cómo hacerlo.
  • Carne de cáscara de plátano: no solo la carne del plátano es comestible. Cuando prepares platillos con plátano, reserva la cáscara. Esta la debes lavar muy bien. Posteriormente, con un cuchillo corta la cáscara en pequeñas y delgadas tiras. Esto lo podrás aderezar con un guiso a base de tomate o zanahorias, cebollas, ají dulce, cilantro, entre otros condimentos.
  • Preparar seitán: se necesita un kilo de harina, ½ taza de soja, una ramita de romero, medio limón, caldo de verduras, comino, pimentón y orégano al gusto.

Debes hacer un bollo con la mezcla de harina y agua. Una vez esté listo, lo dejas sumergido en agua durante toda una noche. Al día siguiente, debes separar el almidón de la proteína del trigo. Para esto, se debe amasar la mezcla bajo el agua. Esta poco a poco quedará blanca, que es es el almidón y luego se desechará. Ese procedimiento se debe repetir hasta que el agua quede más clara que blanca.

Una vez que se ha limpiado, se cocina con el caldo de verduras por aproximadamente media hora.

Con el seitán puedes preparar diferentes platos como por ejemplo:

  • Brochetas de seitán: para esta receta necesitas 500 gramos de seitán, 2 pimientos, 2 zanahorias grandes, 2 calabacines grandes y 4 alcachofas. Para preparar la salsa solo necesitas 50 gramos de aceite de oliva, una cucharada de vinagre, sal y pimienta. Corta las verduras y prepáralas a la plancha. Agrega el seitán y cuando todo esté bien cocido y prepara las brochetas. Sírvelas agregando la salsa por encima.
  • Estofado de seitán y naranja: para este estofado necesitas 500 gramos de seitán, 2 naranjas, jugo de naranja, 1 zanahoria, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, canela, cebollín, 1 cucharada de salsa de soja, 50 gramos de aceite de oliva y sal. Para preparar el estofado debes cortar en rodajas muy finas el seitán y macerarlas durante dos horas en un bol con el jugo de naranja. Sofríe la cebolla y los dientes de ajo y añade la zanahoria cortada en rodajas y el seitán con el jugo. Agrega sal y mantén a fuego lento por 20 minutos. Antes de que se acabe ese tiempo, corta en cubitos una naranja pelada y agrégala. Deja que repose unos minutos y luego podrás servirlo con el cebollín picado.