Ya vimos en Hogarus otras situaciones delicadas que pueden darse por motivo de rupturas matrimoniales a la hora de organizar una boda. Por ejemplo, ya vimos sobre cómo sentar las nuevas parejas de los padres, algo que suele ser delicado de tratar y no siempre sabemos cómo resorverlo. En el caso de los hijastros, se convierte en un reto, pues en muchos casos estos pueden ser aún pequeños y queremos que realmente se sientan agusto, un modo de asegurarnos que nuestra primera o segunda boda sea un éxito.

¿Pueden participar en la boda?

Ya sean niños o mayores, lo correcto es que los hijastros participen en la ceremonia de bodas. Claro que puede ser tenso, pero si te has enamorado de alguien que ya tiene hijos, estos no pueden quedarse por fuera, en el día mas importante para la pareja. Por eso, hay que esforzarse por darle a este asunto una connotación positiva.

Hay que tener en cuenta que si se trata de niños, el rol que deberían ocupar los hijastros sería el mismo que el papel de nuestros hijos para la boda, sin que se percibiera la diferencia entre los que son genéticamente nuestros hijos y los que no, pues hay que recordar que el objetivo de este enlace es formar una nueva familia.

¿Qué papel juegan los hijastros en la ceremonia de bodas?

Una boda siempre será un evento especial, por eso busca formas creativas de incluir a los hijastros en ella. La boda, puede ser la oportunidad de hacerles ver a los hijastros, que tendrán un lugar importante dentro de la nueva familia.

Muestra comprensión, pues es difícil para ellos ver a su padre o madre casarse de nuevo. Además, lo que hagas por tus hijastros durante la boda, también será una muestra de amor para tu pareja. Un gesto que de seguro te agradecerá, por el resto de su vida.

Actividades para los hijastros en la ceremonia de bodas

Bien sea que tú misma organices la boda o contrates un organizador, debes asegurarte de darles cabida a tus hijastros.  Algunas  de las actividades que puedes asignarle serían:

  • Agrégalos en el cortejo nupcial como damitas o pajes. Este papel está reservado para los niños más pequeños. Puedes incluir una cesta con pétalos florales para lanzar al piso mientras caminan.
  • Al finalizar la ceremonia, salgan todos juntos tomados de la mano, para representar a la recién formada familia.
  • Los hijastros pueden llevar las alianzas de bodas y tener un lugar en el altar de la ceremonia, junto al resto del cortejo o los testigos.
  • Inclúyelos en las actividades o costumbres que realices durante la boda.

Instrucciones para incluir a los hijastros en la boda

Se requiere de mucho tiempo para organizar una boda, más una con hijastros. Algunas pautas que puedes seguir son las siguientes:

  • Involucra a los hijastros desde el inicio. Habla con ellos y hazles saber que quieres que participen en la boda. Diles qué esperas de ellos y pide su opinión al respecto.
  • Tal vez podrías incluir alguna idea interesante de tu hijastro para la ceremonia, el pastel de bodas, el baile y otros detalles.
  • Responde a las preguntas, dudas y temores que pudiera tener tu futuro hijastro antes de la boda. Así podrá mostrarse menos ansioso y más relajado en la boda.
  • Organiza una pequeña recepción previa a la boda, donde puedan compartir tiempo, intercambiar obsequios y planear juntos ideas para la boda.
  • Menciona a tus hijastros en tus votos matrimoniales, así se sentirán incluidos en la nueva familia.

Qué hacer y qué evitar en una boda con hijastros

Son muchos los errores que pueden cometerse en una boda con hijastros, pero si planificas bien, no tienes porque pasar por momentos bochornosos:

Qué hacer:

  • Hablar con la madre o padre de tus hijastros, para que esté al tanto de que los incluirás en la ceremonia de tu boda.
  • Asignarles actividades de acuerdo a su edad y gustos.
  • Obsequiarles un detalle por su participación en la boda.
  • Respetar su espacio y opinión personal con respecto a la boda.

Qué no hacer:

  • No consultar con los hijastros su participación en la ceremonia.
  • Llamar su atención o regañarlos duramente durante la boda.
  • Excluirlos por temor a que puedan hacer alguna travesura que arruine la boda.
  • Competir por ser el centro de atención.
  • Sacar a la luz antiguos problemas.

Organizar una boda con hijastros no es fácil, pero puede hacer la diferencia entre sí tendrás una buena relación con tu nueva pareja.