Si eres de las personas que ama ver una buena película, ahora tendrás más razones para darte un tiempo cada semana, pues disfrutar de una película puede traer beneficios a tu salud. Para muchos, ver una película resulta ser una medicina que disfrutan al máximo.

Ver dramas en películas muchas veces puede mejorar la capacidad para leer sentimientos y pensamientos en otras personas, lo que se conoce como inteligencia emocional.

La filmoterapia es una técnica que está siendo utilizada cada vez más por psicólogos y terapeutas en ejercicios de coaching.  Desde la comodidad de tu casa puedes aplicar esta técnica y aprovechar el placer y tranquilidad que esta puede ofrecer.

La Asociación Española de Psicología dice que ver películas trae beneficios para la salud. Vamos a ver ahora cuáles son las principales ventajas que te aportan las películas para diferentes aspectos del cuidado de tu salud:

  • Relajación: Cuando ves una película te relajas y te concentras en lo que tus ojos ven. Esto te permite descansar de tu agitada rutina.
  • Motivación: Cuando ves que el protagonista de la historia enfrenta sus miedos y afronta sus problemas, de alguna manera te hace reflexionar sobre aspectos de tu vida y te motiva a enfrentar tus temores. Esto también depende mucho del tipo de película que veas, pero las mejores suelen trascender la pantalla y hacer pensar en otros aspectos de la vida.
  • Soluciones: Las experiencias de otros siempre nos enseñaran nuevos métodos y formas de enfrentar los problemas. Cuando en una película vemos las maneras y planes que trazan los personajes para solucionar sus problemas, podemos aprender y generar ideas para solucionar nuestros propios problemas.
  • Catarsis: Cuando se hace catarsis, ocurre una liberación de emociones. Al ver una película suele pasar eso: nos desahogamos y podemos reír o llorar. En momentos de tristeza, las películas pueden ayudar a sacar esas emociones para liberar el dolor. Cuando lloramos, se liberan la adrenalina, noradrenalina, oxitocina, cloruro de potasio y manganeso, prolactina y adenocorticotropina, lo que produce el alivio que sentimos luego de llorar. Al reír, aseguras la oxigenación de la sangre, se favorece tu circulación y se relajan tus músculos. El hipotálamo secreta endorfinas cuyas propiedades analgésicas reducen el exceso de cortisol y adrenalina que generan el estrés. Al ver una buena película de comedia, podrás reír a carcajadas y aprovechar esos beneficios que te aporta la risa. Esto se considera como una medicina natural. Las personas que sufren de ansiedad, depresión, jaquecas e insomnio pueden mejorar si hacen risoterapia y la filmoterapia.
  • Nuevas perspectivas: Cuando ves una película, puedes ver el mundo desde diferentes perspectivas y ángulos. Esto ayuda a ampliar tu visión del mundo y lograr formar nuevos criterios para afrontar y lidiar con el mundo.
  • Creatividad: El cine ayuda a romper tus esquemas mentales y se contrapone muchas veces a tus paradigmas. Este proceso nutre la parte creativa de tu cerebro. Nuevas ideas van surgiendo, pues ver películas y analizarlas obliga a pensar muchas ideas que se plantean.
  • Momentos familiares: Ver una película siempre es una buena excusa para compartir con amigos o familiares, pues mientras la ven pueden compartir risas o lágrimas y al finalizar, comparten ideas y opiniones, fomentando así la socialización.

Las sensaciones que se experimentan al apreciar una buena película son infinitas. El cine es arte y como todo arte, genera emociones y nutre el alma. Desde los planos de las diferentes tomas, los colores, el guion, la calidad de producción, la actuación hasta el mensaje de la película, se aprecian y provocan beneficios en el cuerpo. No olvides ver una película este fin de semana.