• Beneficia el sistema linfático: La glándula suprarrenal desempeña un gran papel en nuestro organismo, es por eso que puede llegar a fatigarse con frecuencia. El agua en ayunas es perfecto para mantener el sistema linfático completamente hidratado, si todo está marchando bien y se encuentra hidratado entonces nuestro organismo podrás ser capaz de producir cortisol y combatir el estrés.
  • Es un diurético natural: Los riñones trabajan durante todo el día eliminando las toxinas que no deben estar en nuestro cuerpo, a través de la orina, es importante mantener su funcionamiento bebiendo agua en ayunas, de esta manera comenzarás el día eliminando los desechos de tus riñones.
  • Ayuda a mantener tu piel cuidada: La hidratación de la piel es de suma importancia, para mantener una buena salud de la misma, evitando de esta manera contraer infecciones que puedan afectar este delicado órgano. El agua desde tempranas horas de la mañana es imprescindible para fortalecer las células y mantener una piel hidratada, ayudando a que la elasticidad de la misma sea la adecuada, evitando la aparición de arrugas.
  • Mejora el proceso de digestión: Una vez que despertamos es importante que nuestro cuerpo se prepare para la rutina que enfrentará en un nuevo día, nuevos procesos que llevar a cabo y para ello necesita estar hidratado, la digestión mejora de manera conveniente bebiendo un vaso de agua en ayunas, ya que hace que el movimiento intestinal sea mucho mejor, liberando desechos y ayudándonos a recibir nuevos alimentos.
  • Combate eficazmente la retención de líquidos: Muchas personas sufren de la retención de líquidos que es un padecimiento que aparece cuando el cuerpo retiene mucho sodio, haciendo que una gran parte de este quede en el organismo, además de ser consecuencia también de varios factores combinados. El agua antes de cualquier comida en la mañana combate la retención de líquidos eficazmente, ya que ayuda a eliminar estos y por lo tanto a disminuir la inflamación que está ligada con dicho padecimiento.
  • Disminuye las infecciones urinarias: Esta es otra de las afecciones más comunes entre la gente, puede ser causada por varios factores, pero una de las causas es no beber agua, beber agua en ayuno ayuda prevenir la cistitis, ya que tus riñones trabajarán de manera adecuada porque los mantendrás hidratados, de lo contrario tienes un gran probabilidad de llegar a sufrir alguna infección urinaria.
  • Mantiene la temperatura de tu cuerpo: El transporte de diferentes nutrientes tiene un mejor rendimiento bebiendo agua en ayunas, llevando oxígeno a las diferentes células y regulando así nuestra temperatura corporal.