El jengibre es del tipo perenne, esto significa que pueden vivir durante muchas temporadas ya que tienen las características necesarias para sobrevivir durante muchos años. El jengibre está compuesto en un 50% de hidratos de carbono. Sus tallos son rojizos, usualmente es usada como una especia en muchas recetas de cocina. La forma más conocida para usar el jengibre para usos medicinales es para curar problemas en la garganta, pero la verdad es que esta raíz contiene muchos atributos que pueden ayudarnos con diferentes padecimientos.

El aspecto del jengibre es el de una raíz retorcida y no con una forma estética, pero con respecto a sus nutrientes es muy abundante y rica. Desde la antigüedad se le han atribuido al jengibre muchas cualidades medicinales especialmente en países asiáticos siendo de estos de donde proviene el jengibre de mejor calidad. Su sabor es picante y su color es un poco amarillento, su tamaño puede llegar a medir hasta 10 cm de largo. Las flores de la raíz de jengibre tienen un agradable aroma.

Sus principales aplicaciones medicinales

Es muy famoso por sus beneficios para el aparato digestivo ya que al ser consumido produce una sensación de calor que estimula el proceso digestivo ayudando a tener una mejor digestión. También siempre ayudando a nuestro sistema digestivo, si hemos perdido nuestro apetito podemos comer un poco de jengibre fresco antes del almuerzo. Esta raíz también nos ayudara a absorber con mayor facilidad todos los nutrientes esenciales que contienen los alimentos que ingerimos diariamente. Si por ejemplo lo que tienes son nauseas un poco de jengibre con miel podría ayudarte así como con los gases intestinales.

El té de jengibre es ideal para respirar mejor, puede ayudarte a eliminar congestiones nasales. Pero también resulta muy útil con los dolores en la garganta producto de posibles gripes o resfriados. También nos puede servir para disminuir casos de fiebre y eliminar las flemas, para esto tendremos que agregar la raspadura de jengibre a una taza de agua hirviendo, se deja reposar por aproximadamente 30 minutos, se debe de beber cada dos horas.

Otro sistema que se ve beneficiado con el jengibre es el aparato circulatorio, esta raíz ayuda a disolver los trombos que pueden llegar a formarse en las arterias así como también disminuye los niveles de colesterol de la sangre. Gracias a todo esto podemos llegar a evitar enfermedades del corazón ayudándonos a prevenir ataques cardiacos o trombosis.