Normalmente, se asocia anulación matrimonial con matrimonio eclesiástico, pero también se puede considerar nulo un matrimonio civil y es sobre eso sobre lo que vamos a hablar en este artículo.

Los trámites para solicitar la nulidad matrimonial son similares a los de la solicitud de divorcio, aunque los motivos que se alegan son diferentes y se ciñen a unos temas muy concretos que vamos a ver a continuación.

Causas de nulidad de un matrimonio civil

La nulidad se produce cuando se demuestra un vicio o defecto esencial para poder celebrar un matrimonio. Estas son algunas de las causas más habituales:

  • No existir el consentimiento. Si se demuestra que una de las personas no ha dado su consentimiento bien porque no estaba en condiciones de hacerlo bien porque se le haya coaccionado o atemorizado, el matrimonio se considerará nulo.
  • Si se ha celebrado entre personas que no tienen la mayoría de edad y no están legalmente emancipadas.
  • Cuando una de las dos personas, o las dos, ya estaban legalmente casadas antes. Se incurre también en el delito de bigamia.
  • No es válido el matrimonio entre parientes en línea recta por consanguinidad o colaterales hasta el tercer grado. Tampoco entre parientes en línea recta por adopción, por ejemplo, no pueden contraer matrimonio dos hermanos adoptivos.
  • Un matrimonio se declarará nulo si una de las personas ha sido condenada como autor o cómplice del anterior esposo o esposa del otro contrayente.
  • Es nulo cualquier matrimonio que no haya sido celebrado por una persona debidamente autorizada, en el que no hay testigos o en el que se produce un error sobre la identidad de una de las personas.
  • Aunque es uno de los supuestos más difíciles de demostrar, también es nula la unión que se celebra entre dos personas cuando una de ellas ha dado antes del matrimonio una imagen totalmente diferente a la que mostró tras desposarse. Aquí entran en juego muchos factores y por eso, para poder interponer esta demanda, tiene que haber pruebas sólidas o el reconocimiento de persona que causó el engaño.

En los casos de personas menores de edad pero mayores de catorce años y de parientes, se puede otorgar una dispensa que permita el enlace.

La nulidad matrimonial puede ser solicitada por uno de los cónyuges o una persona que se vea directamente afectada, por ejemplo los padres o tutores en el caso de bodas de menores de edad. Pero también puede hacerlo directamente el Ministerio Fiscal si tuviera conocimiento de un motivo de nulidad.