El agar-agar es una gelatina que proviene de algas y que es conocida en diversas partes del mundo con el nombre de gelosa, gelatina china o japonesa, así como gelatina vegetal. Se disuelve igual que la grenetina, en agua caliente que no llegue a hervir, y una vez fría igualmente se convierte en una gelatina.

Beneficios del agar-agar

Además de ser un sustituto para gelatinas y espesantes en las dietas vegetarianas o veganas, el agar-agar tiene beneficios a la salud como:

  • Combate el estreñimiento: por tratarse de un alga de donde se obtiene esta gelatina vegetal, contiene altos porcentajes de fibra, mismos que la hace de ayuda contra los problemas de estreñimiento eliminando así además de forma natural las toxinas que puedan acumularse en el organismo.
  • Combate las hemorroides: como combate los problemas de estreñimiento, en los enfermos de hemorroides resulta favorables pues contribuye a menos problemas una digestión en perfecto funcionamiento.
  • Es de auxilio en la salud del corazón: Tiene por otro lado el agar-agar beneficios sobre el colesterol y sobre los triglicéridos, por lo que mantiene el corazón en buen estado.
  • Ayuda a mantener el peso: por su casi nulo contenido calórico, esta gelatina vegetal se emplea para mantener el peso ideal o como ayuda en las dietas reductoras ya que puede tener una concentración de agua con un porcentaje de 1 a 300, dando así una sensación de saciedad bastante prolongada. Es una excelente alternativa a postres altos en calorías una refrescante gelatina elaborada con agar-agar.

Incluir el agar-agar en la dieta es sencillo si preparamos con él alimentos como helados, zumos, caldos y demás platillo que requieran de cierto grado de espesado. La piña y las frutas ácidas que la gelatina de origen animal no puede gelatinizar no son un problema para el agar-agar, pero pierde su efecto en grasas elevadas o alimentos con un porcentaje alto de grasas.