Las ilegalidades graves que una empresa puede cometer respecto a un empleado son muchas y de muy diversa índole:

  • No pagar lo acordado y pretender que se firme como si se hubiera recibido la totalidad del sueldo. Jamás se debe de firmar el recibí de una cantidad que no ha sido ingresada.
  • Obligar a realizar horas extras sin cobrar. Algunas empresas pretenden que el trabajador deber de realizar un número determinado de horas extras gratis y a partir de ahí podría cobrar, pero lo cierto es que el trabajador no tiene obligación alguna de trabajar sin cobrar.
  • Obligar al empleado a realizar su actividad en un entorno inadecuado o que pueda resultar peligroso.
  • Obligar al empleado a realizar un trabajo diferente al pactado en el contrato. Generalmente se refiere a realizar una tarea de mayor nivel y que debería de estar más remunerada, pero en algunos casos obligan al trabajador a realizar tareas inferiores para humillarle.

Estos son solo algunos ejemplos de las irregularidades de carácter grave más comunes.

Pasos a dar si se produce una de estas ilegalidades

Para no precipitarte y actuar de un modo correcto, aquí tienes varios pasos que deberías seguir a fin de asegurarte de evitar futuros problemas:

  • Trata de recabar las pruebas que puedas de lo que está sucediendo. A veces no es posible pero otras veces sí se pueden juntar pruebas o incluso otros testimonios.
  • Habla con los representantes de los trabajadores de tu empresa en el caso de que los haya. Quizás ellos no saben lo que está pasando y una vez que lo descubran puedan ayudarte a dar los pasos necesarios para solucionar el problema.
  • Acude al sindicato para exponer el problema y pide que te asesoren. Si no tienes representante de los trabajadores en tu empresa o su respuesta no te satisface, puedes actuar por tu cuenta. Los abogados expertos en temas laborales de los sindicatos están muy acostumbrados a ver todo tipo de casos y pueden aconsejarte qué hacer y advertirte también de las consecuencias que tendrán tus actuaciones para que sepas exactamente a qué te estás enfrentando.
  • Si no estás afiliado puedes acudir a un abogado experto en derecho laboral para pedir asesoramiento. Estos abogados pueden darte buenos consejos y además respetarán la confidencialidad. No tendrás que preocuparte por si comenta el caso en la empresa.
  • Evita las denuncias en redes sociales. Aunque es tentador acudir a las redes sociales para denunciar este tipo de actuaciones, no siempre es la mejor idea hacerlo, especialmente si no tienes pruebas. Solo si tu abogado te aconseja dar ese paso deberías de hacerlo, de lo contrario es mejor que acudas a un despacho y no a Facebook, ya que podrías complicar mucho las cosas y ser tú mismo quien acabe denunciado.
  • Buzón del fraude. Es un servicio del Ministerio de Empleo. Permite denunciar actitudes de este tipo por parte de una empresa y lo mejor de todo es que permite hacerlo de manera anónima.

A partir de la denuncia, el Ministerio se encarga de investigar qué está sucediendo y si ocurre algo que realmente requiera de una inspección.