Cómo conseguir una casa rural

Si estás pensando incursionar en el negocio del turismo, la casa rural es una gran opción. Puedes obtener una casa de campo de cuatro formas:

  1. Recuperar tu antigua casa campestre.
  2. Comprar una ya establecida como casa de huéspedes.
  3. Habilitar parte de la casa que habitas para terceras personas que buscan alojamiento temporal.
  4. Construir una casa de campo.

Características de la casa rural

El Instituto de Desarrollo Comunitario establece que la casa de rural debe:

  • Estar en una zona de menos de 1.500 habitantes.
  • El propietario debe vivir en la misma casa o municipio.
  • Personal que tenga conocimientos del sector turismo.
  • Arquitectura tradicional.
  • Diez años de antigüedad de la casa.
  • Servicios básicos: agua potable, electricidad, calefacción, ventilación, sanitarios, botiquín de primeros auxilios, extintor de incendio, señalización, salidas de emergencia, teléfono, mobiliario acorde al estilo tradicional.

Qué puedo ofrecer en una casa de campo

Los servicios dependerán del tamaño de la casa y del entorno natural: a mayor tamaño más opciones podrás ofrecer. Recuerda que la casa rural es solicitada por ser referencia de tranquilidad, silencio y belleza, aspectos que puedes complementar también con:

  • Aspecto campestre, claramente tradicional, siguiendo un estilo rústico para la decoración del interior, no sólo el exterior.
  • Pequeño comedor con comida típica, bien sea dentro o fuera de la casa.
  • Actividades al aire libre: granja de contacto, excursionismo, senderos para bicicletas, paseos a caballo, deportes acuáticos, zona de descanso con poltronas y hamacas, visitas guiadas al pueblo.
  • Servicio de toallas, masajes, secador de cabello o plancha para las chicas.
  • Cursillos de labores tradicionales.
  • Degustación de productos artesanales.
  • Televisión o WIFI (opcional).
  • Cuarto de baño privado por habitación.
  • Estacionamiento.

Requisitos legales para una casa rural

Debes asesorarte con la Conserjería de Turismo y el Ayuntamiento de la ciudad para conocer la parte legal de este negocio, es decir, los requisitos que existen en cada lugar para iniciar este tipo de negocio basado en una casa de turismo rural. Generalmente se necesita:

  • Licencia del Ayuntamiento.
  • Aprobación del Colegio de Arquitectos, en caso de construcción.
  • Inscripción en el Instituto de Turismo.
  • Otros establecidos por las leyes.

También puedes buscar apoyo a través del Ministerio de Industria y conseguir financiamiento.

Promoción de la casa rural

Existen formas mediante las cuales puedes dar a conocer tu casa rural y atraer así clientes potenciales a tu alojamiento, obteniendo así un negocio más rentable. Sigue estos consejos para lograrlo:

  • Utiliza las redes sociales para dar a conocer tu negocio turístico (Instagram, Facebook, Twitter, Snapchat), colocando fotografías, teléfono de contacto, servicios que ofrece y promociones por temporada.
  • Anuncios en medios locales como radio, periódico o televisión.
  • Crea tu propia página Web, asociada a portales de turismo rural.
  • Afíliate a la asociación de propietarios y cámara de comercio de la región, proveedores, guías turísticos.

Cómo atraer turistas a mí casa rural:

Los clientes generalmente son una pareja, una familia pequeña o un grupo de amigos. El éxito de este negocio se basa en ofrecer:

  • Lugar que combina entorno natural y agradable con todas las comodidades, para que la persona “se olvide del mundo”.
  • Disfrute al máximo del entorno natural: brindar al cliente  actividades al aire libre para todos los gustos.
  • La casa debe ser acogedora, que no se parezca al lugar de origen del turista.
  • El trato personalizado es muy valorado.
  • Haz un buen registro de los clientes.
  • Coloca un buzón de sugerencias o un libro de visitas, así los clientes expresarán su opinión sobre el servicio y podrás saber en qué debes mejorar.

La casa rural para unas vacaciones es única y su atractivo radica en que es un alojamiento para pocas personas en un entorno diferente.