Estos platos a pesar de ser opciones rápidas, pueden resultar desfavorables nutricionalmente y no aportarnos la debida alimentación que requiere nuestro cuerpo. En este artículo te daremos 5 consejos muy útiles para aprovechar más tu tiempo en la cocina y además cumplir con una buena alimentación.

  1. Planea lo que necesites cocinar: Muchas veces nos ha pasado que nos detenemos a mirar frente a la alacena o el refrigerador mientras pensamos durante algunos valiosos minutos qué cocinar. Esto representa un derroche de tiempo importante que podríamos dedicar a elaborar platos más completos y saludables; de manera que te recomendamos planificar con anticipación los platos que desees elaborar en la semana o establezcas una serie de menús a los cuales remitirte cuando te enfrentes a estas dudas; así también estarás garantizándote una alimentación puntual y saludable.
  2. Prepara todo lo que vayas a usar para cocinar: Antes de que comiences a cocinar, saca todos los alimentos y utensilios que necesites. De esta manera te ahorrarás buen tiempo al no tener que dar vueltas por toda la cocina sin ningún tipo de orden. Es importante también que evites las distracciones que impidan que lleves un control de lo que cocinas. Así que, es bueno que dejes el móvil, el computador o cualquier cosa que te impida concentrarte en lo que preparas. Siempre limpia y ordena todo conforme vayas cocinando; ser organizado y limpio te ayudará a preparar la comida con rapidez.
  3. Utiliza las herramientas de cocinado rápido: Existen herramientas tecnológicas increíbles para preparar platos saludables de forma rápida. Apostar por un robot de cocina sería realmente útil, sin embargo,  esto puede resultar un gasto por encima de las posibilidades económicas, así que también puedes aprovechar las funciones de tus electrodomésticos de cocina o la olla exprés. Puedes vertir en ella los ingredientes y dejar que la comida se prepare al tiempo que convenga.
  4. Refrigerar y conservar: Esta técnica te puede sacar de apuros cuando no dispongas de demasiado tiempo para cocinar platos elaborados. Puedes preparar recetas con anticipación y conservarlas e el frigorífico en envases con cierres y tapas herméticas que garanticen la preservación de los alimentos para que o se dañen. De esta manera, cuando lo necesites, puedes abrir el refrigerador y calentar o cocinar lo que ya has dispuesto en tu menú con anticipación. Esto también te hará ahorrar dinero y tiempo. Tenemos información sobre cómo conservar mejor los alimentos para que sepas cómo actuar con cada elaboración que quieras guardar para otro momento.
  5. Comida exprés saludable: El mercado, afortunadamente, ha considerado que estos esquemas de vida apresurados dejan cada vez menos tiempo para preparar comidas muy elaboradas, por lo que, existen alternativas que se ajustan a nuestro estilo de vida de una manera saludable y nutritiva. Un ejemplo son los arroces y pastas exprés, que son de preparación rápida y conservan su sabor y nutrientes originales. Existen múltiples herramientas dentro del Internet que te pueden ayudar a encontrar ideas útiles para preparar recetas saludables y de preparación rápida, así como apps que puedes programar para que te sugieran recetas para cada día según tus necesidades y puedas programarlas.

¿Cómo cocinar si no tengo mucha creatividad?

Si no tienes mucha creatividad en la cocina, al menos fíjate en esta regla básica. Cada platillo debería estar conformado de proteína principal, un carbohidrato, vegetales crudos o cocinados, un punto de algún aderezo y una fruta.

Puedes escoger una pieza de pollo, carne o pescado y cocinarla en la sartén junto con los complementos. Puedes usar los que desees o de los que dispongas. El secreto es picar los complementos de acuerdo al tiempo que tardarás en cocinar la proteína y facilitarte el proceso de cocina, sin ninguna complicación.