Estéticamente las arrugas, las manchas y la resequedad de la piel no son agradables a la vista de muchas personas, porque no está dentro del canon de belleza actual. No obstante, las arrugas son en cierta medida, un proceso fisiológico necesario, por lo que, si bien puede tratarse, no quiere decir que vayan a eliminarse por completo. A continuación, te indicaremos algunos consejos que puedes seguir para obtener una piel brillante y reluciente.

  1. La nutrición: La nutrición es sumamente importante porque aporta, antioxidantes y otros componentes que el organismo adquiere y refleja en la piel porque la restaura y evita el daño producido por el proceso de oxidación. Se recomienda que se haga una dieta en la cual se consuma de manera seguida frutas, verduras, nueces, avena, brócoli, legumbres, vainita y otros. Frecuentemente, estos alimentos para cuidar la piel, son ricos en vitaminas y minerales. También debe dejarse el consumo de azúcar porque produce en el cuerpo efectos contraproducentes que atentan con los órganos y con la piel. De hecho, diversos nutricionistas han afirmado que el azúcar poco a poco deteriora al cuerpo, por lo que, puede reemplazarse con otros alimentos que suplanten todas estas energías, como, por ejemplo, los frutos secos.
  2. Hacer regularmente ejercicio: El ejercicio ayuda a la regeneración de las células epidérmicas. Además, permite que la piel se mantenga en condiciones adecuadas durante un tiempo más prolongado. Esta regeneración se da porque los cuerpos a través de los ejercicios expulsan las sustancias tóxicas que contiene el organismo y que es también una de las principales causas del envejecimiento de la piel.
  3. Descansar correctamente: Dormir ayuda al cuerpo a segregar las sustancias necesarias para la regeneración celular. Sin embargo, deben ser ocho o más horas de sueño, que en efecto hagan que el cuerpo descanse por completo y el organismo pueda repararse correctamente. Además, si se interrumpen estas horas de descanso no solo va afectar el bienestar mental, sino que se podrán ver las consecuencias en las arrugas producidas por el estrés que eso genera.
  4. Limpieza de piel: Para poder disfrutar de una piel lisa hay que eliminar las células muertas de la piel y toda la impureza que se acumulan en ella. Sin embargo, hay que tener cuidado de lo que se usa porque la piel es todo lo que cubre a la persona del exterior. Limpiar la piel la hará ver mucho más joven porque obtendrás una piel más suave y brillante. Para hacerlo se pueden usar cremas y aceites, tanto como comerciales, como las que tú mismo puedes elaborar en el hogar.
  5. Evita las arrugas: Las arrugas pueden salir a cualquier edad. No obstante, suelen ser más comunes a partir de los 40 años. Aunque todo esto se debe a una serie de factores biológicos, se puede recurrir a algunos remedios para las arrugas a fin de disminuirlas y hacerlas menos visibles. Para ello, se suelen considerar la realización de varias rutinas para evitarlo. Algunas de ellas son, en caso de la cara, evitar el exceso de maquillaje e incluso dejar de maquillarse frecuentemente, para dejar descansar los poros de la cara de tantos químicos. Por otro lado, para evitar las arrugas de la piel, pueden usarse cremas que contengan vitaminas o pueden agregarse a las cremas las cápsulas de las mismas. Lo más recomendable es buscar una crema que no sea tan aceitosa.