Asimismo, se considera uno de los alimentos más antiguos en el mundo porque son extraídos directamente de plantas. Incluso, se dice que se consumía desde la prehistoria.

Naturalmente es un alimento escogido por muchas razones más allá del pasado que posee. Por ejemplo, en la Antigüedad se decía que entre las propiedades de los frutos secos eran capaces de proteger del frío. Por eso a continuación te presentaremos algunos de sus beneficios para que puedas comerlos con total tranquilidad o empezar a hacerlo por el bienestar de tu salud.

  1. Baja el colesterol: Los frutos secos son una buena opción para reducir el colesterol. Muchas veces lograr esto puede parecer bastante difícil, pero no lo es si incluyes los frutos secos a tu dieta. Esto se debe a que algunos de ellos poseen grandes niveles de ácidos grasos. Además, están compuestas de Omega 3 y otros beneficios que impide que el colesterol suba a niveles indeseables. También tiene beneficios de protección de del sistema cardiovascular, por lo que, pueden reducirse incluso los ataques al corazón.
  2. Combate los radicales libres: Es importante que se consuman suficientes frutos secos para poder disminuir los radicales. Estas son sustancias que se almacenan en el organismo para producir enfermedades degenerativas, es decir, que vayan produciendo que el cuerpo esté decayendo o envejeciendo y por lo tanto aumente las posibilidades de contraer enfermedades mortales. Estos frutos los combaten por la gran cantidad de vitaminas o antioxidantes que poseen. Lo indicado en estos casos es consumir los frutos secos que tienen vitaminas C y E.
  3. Combate la diabetes: Se considera que los frutos secos atacan la diabetes de gran manera, incluso pudiendo combatir la diabetes tipo II, que es la más complicada. Esto se debe principalmente a la gran cantidad de fibras que poseen los frutos secos que ayudan a proteger el organismo de esta enfermedad. De hecho, esto ha sido hasta comprobado por numerosos estudios, que demuestran que el consumo de frutos secos sí ayuda, pero es conveniente que la cantidad sea mayor de 30 gramos y sea diariamente, aunque sea por medio más. Puede comerse de merienda o después de cualquier comida.
  4. Ayuda al cerebro: Algunos frutos secos son muy beneficiosos para evitar que el cerebro contraiga enfermedades. Además, se ha determinado que ayudan a mejorar la memoria, son un buen complemento para ejercitar el cerebro. Esto se debe principalmente a que poseen en sus componentes, altos contenidos de potasio, fósforos y otros elementos. Frecuentemente se recomienda que se incluya en la alimentación frutos secos como, por ejemplo, el pistacho que contiene grandes propiedades de folatos. Asimismo, tiene beneficios mayores para las mujeres embarazadas porque no les hace ningún daño por sus ácidos fólicos y no influyen en las dietas veganas o vegetarianas. 
  5. Aporta grandes beneficios: Los frutos secos tienen grandes beneficios para la salud en cualquier sentido porque contiene grandes componentes que permiten concentraciones para que, por ejemplo, la sangre se limpie y no tenga ningún problema en la circulación. Muchas veces se usa para no aumentar las calorías y suplantar algunas comidas. Así puede obtenerse una alimentación que ayude a mantener el peso adecuado. Frecuentemente se exige en las dietas de las personas con sobrepeso.  Los frutos secos también contienen minerales como el zinc, hierro y calcio, además, de magnesio y selenio. Por otro lado, contienen antioxidantes y grasas que permiten un mejor funcionamiento del cuerpo.